Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

José Medellín: ¡Ajusticiado!

with 3 comments

El Gobierno de México, Amnistía Internacional y la Corte Internacional de Justicia (CIJ) están furiosos porque el martes 5 de agosto, en el Estado de Texas, ejecutaron a José Medellín. Los mexicanos protestaron formalmente ante el departamento de Estado, y antes la CIJ había ordenado a Washington que tomara “todas las medidas necesarias” para evitar la ejecución. Fue en vano, porque el sistema judicial estadounidense ejecutó la sentencia dispuesta por el jurado de Texas.

José Medellín nació en México, pero vivió 30 de sus 33 años en los Estados Unidos. En junio de 1993, violó y asesinó brutalmente a dos niñas, una de 14 y otra de 16 años. Confesó sus crímenes a los policías que lo detuvieron; luego se jactó de que las niñas eran vírgenes. En el momento de su arresto, todos sus derechos le fueron leídos como si fuera un ciudadano estadounidense. En su juicio fue representado vigorosamente por abogados defensores, hasta que finalmente se le encontró culpable y fue sentenciado a muerte por inyección letal. El problema es que, al arrestarlo, la policía de Houston no le informó que, bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, tenía derecho a comunicarse con el consulado de su país de origen. Fue un hecho tan trivial que la defensa ni siquiera lo trajo a colación durante su juicio.

Conforme a la Constitución estadounidense, hasta derechos fundamentales (del tipo que habrían hecho una diferencia en el veredicto), no pueden ser invocados inoportunamente. Así que cuando el Sr. Medellín intentó salvar su pellejo invocando esta minucia legal –irrelevante al veredicto–, su petición fue rechazado por cortes estatales, federales y, en última instancia, por la Corte Suprema en el caso Medellín v. Texas.

Quedó al gobierno de México y a la CIJ defender lo indefendible, argumentando que la falta de notificación consular era razón suficiente para anular la sentencia. A este coro ignominioso se unió Amnistía Internacional y el secretario general del Consejo de Europa, quien calificó el hecho de “lamentable.”

(Usted se equivoca, señor secretario general. Lamentable no es el cumplimiento de la justicia. Lamentable es que dos niñas inocentes hayan sufrido una peor muerte que la concedida a Medellín. Lamentable es que su sentencia haya demorado 15 años en ejecutarse, gracias al esfuerzo de personas como usted por defender los derechos de criminales desalmados e ignorar los derechos de las víctimas.)

En Mexico no hay pena de muerte. De hecho, reaccionando ante la creciente ola de criminalidad, el presidente Felipe Calderón está sudando la gota gorda tratando de reestablecer la cadena perpetua. Tanto la CIJ como Amnistía Internacional están infestados de activistas ideológicamente opuestos a la pena de muerte. La oposición a la sentencia de Medellín está explicada en estos prejuicios, y no en el argumento espurio de la notificación consular.

Es una característica esencial de un estado de derecho funcional que el sistema judicial interprete las leyes emitidas por el órgano legislativo nacional, y no las sentencias de tribunales foráneos. El gobierno de los Estados Unidos hizo lo correcto al ignorar los designios de burócratas internacionales que no le rinden cuentas a los estadounidenses. No son los magistrados de la CIJ ni el secretario general del Consejo de Europa quienes sufrirían las consecuencias del estado de impunidad promovido por sus decisiones impertinentes. Tanto mexicanos como centroamericanos deberíamos aprender de esta decisión, si es que aspiramos a reemplazar nuestro estado de impunidad con un estado de derecho.

Anuncios

Written by craguilar

agosto 8, 2008 a 8:41 pm

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. para mi opinion esta decision estuvo bien soy residente de los estados unidos pero si algo asi me pasara como a las familias de estas dos pequeñas pediria lo mismo para los culpables que hicieran lo que este tipo hizo con estas niñas en mexico esxisten tales asesinatos por tipos asi como jose medellin y quedan impunes estos crimenes asi que estoy a favor de la pena de muerte en todas sus modaledades tal vez pensaran que estoy loco pero por un instantes piensen que harian si a alguna de sus hijas o hijos le hicieran asi que pena pedirian para sus agrasores?? asi que no metan las manos por personas tan perversas por que pueden sufrir algo asi y luego reflexionaran piensen en esas niñas lo que han de haber sufrido antes de ser asesinadas por este tipo haber truncado su vida y torturarlas y violado piensen en sus familias en sus hijos y no se guien por sentimientos que no son propios piensen que pueden sufrir lo que los padres de esas niñas pasaron por estos 15 largos años para que se hiciera justicia

    francisco b . c

    agosto 11, 2008 at 10:21 am

  2. Que bueno que lo mataron esos tipos en E.U. o Mexico no merecen vivir son una basura, malnacidos y para elloos no debe habar cloemencia.

    martha

    septiembre 14, 2008 at 8:01 pm

  3. Que bueno que lo mataron esos tipos en E.U. o Mexico no merecen vivir son una basura, malnacidos y para ellos no debe habar clemencia.

    martha

    septiembre 14, 2008 at 8:02 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: