Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Gana el que mete más goles

leave a comment »

Debe perdonársele a los comentaristas de televisión los dichos banales con los que condimentan los partidos de fútbol. Es difícil llenar 90 minutos de aire sólo con reflexiones profundas.  La famosa perogrullada “en el fútbol gana el que mete más goles”, usualmente empleada cuando el equipo local pierde a pesar de un lustroso esfuerzo, es la más vilipendiada.  Su mala fama es inmerecida, en mi opinión, porque el hecho de que sea una verdad evidente (que el equipo ganador sea el que mete más goles), no la hace universalmente compatible con otras opiniones presuntamente más sofisticadas. Es en la medida que se diseminan opiniones que contradicen elementales verdades deportivas, que debemos seguir repitiendo estas últimas ad nauseam .

Considere, por ejemplo, esta perla de sabiduría: “no merecíamos perder”, o, en su versión afirmativa, “una merecida victoria.”  Variaciones a este concepto se encuentra en expresiones tales como “se hizo justicia” y “resultado engañoso”, las cuales dotan a los resultados futbolísticos de connotaciones morales inapropiadas.

Supongo que esto es excusable cuando los árbitros juegan un rol decisivo en el resultado de un partido, si marcan un penal que no existió o anulan un gol, sí y sólo sí el ganador es determinado como consecuencia directa de estas decisiones. Pero nunca es excusable recurrir al criterio de justicia refiriéndose al relativo “buen nivel de juego” de los perdedores.

Un equipo puede tener un excelente juego de medio campo, gozando de posesión del balón durante 80% del tiempo, y aún así ser incapaz de meter un gol. (Seguramente en algún momento dirán que el paral le “negó el gol”, como si el poste inanimado tomara partido.) Su contrincante puede tener un pésimo control de balón, pero en algún momento de su 20% aprovechar la oportunidad de un contragolpe, meter un solo gol, y así ganar el partido. ¡Esto no es una injusticia! 

El que metió más goles merece ganar porque eso dicen las reglas, las cuales son iguales para ambos equipos. Precisamente en esta igualdad de condiciones se determina la justicia o injusticia del resultado. Ambos equipos deben orientar sus esfuerzos a introducir la pelota en el marco contrario, en deferencia a la reglas objetivas del juego. Si un equipo pretende ganar por su buen esfuerzo, la belleza de sus movimientos o cualquier otro criterio subjetivo, sugiero que busquen otro deporte, preferiblemente uno con tres jueces y letreros que marquen del 1 al 10.

Anuncios

Written by craguilar

agosto 22, 2008 a 8:18 pm

Publicado en Uncategorized

Tagged with , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: