Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

El programa de gobierno del FMLN

with 9 comments

En marzo del próximo año son las elecciones en El Salvador, donde se elegirá a quien será presidente hasta el 2014. Líder en las encuestas es el candidato de la ex guerrilla FMLN, el ex periodista Mauricio Funes. Hoy me he tomado un tiempo para leer su programa de gobierno, y me dispongo a escribir a continuación algunas reflexiones al respecto.

El documento se introduce con una carta de Funes que inicia con suficiente moderación, señalando la necesidad de cambio, equidad y la famosa justicia social, pero luego empieza a torcer el rumbo con una alusión a Monseñor Romero, “nuestro Obispo mártir”, invocando controversiales imagenes de la época de la guerra que, francamente, no favorecen al FMLN.  Es inevitable; para la izquierda salvadoreña, Romero sigue siendo una guía moral a pesar de que la historia desmintió sus delirantes discursos. Visitar el alma mater de Funes, la Universidad Centroamericana (UCA), es como regresar en el tiempo al momento en que la Teología de la Liberación estaba de moda: murales comunistoides, enormes fotos de los curas martirizados, súplicas desesperadas a nunca olvidar. Es natural que Funes deje plasmado en su programa de gobierno algo de este bagaje ideológico que acarrea consigo.

Entrando en materia, la primera parte es algo como una pequeña lección de historia, o al menos de cierta versión de la historia. Se nos enseña que los Acuerdos de Paz firmados en 1992 “pusieron fin a más de 60 años de un viejo régimen dictatorial.” Pero en la historia que conozco, antes de 1992 se sostuvieron elecciones libres y transparentes – en 1984 cuando resultó elegido Napoleón Duarte, y luego en 1989 cuando ganó Alfredo Cristiani. El FMLN -en ese tiempo una guerrilla operando al margen de la ley- impuso un boicot de las elecciones, ametrallando puestos de votación para evitar que la gente votara. Cuando cayó el muro de Berlín y colapsó la Unión Soviética a principios de los 90’s, el FMLN perdió su soporte económico y se vio obligado a aceptar los términos de la democracia como un partido político cualquiera. Alguien infórmele a Funes que el inicio de la era democrática del FMLN no es lo mismo que el inicio de la era democrática en El Salvador.

Uno de los ejes de la prometida sociedad justa y solidaria es eliminar la desigualdad, “expresada en la injusta distribución del ingreso, de las riquezas y del conocimiento.” No sabía que cuando mis compañeros sacaban una mejor nota que yo, no era porque estudiaran más sino porque se beneficiaban de una injusta distribución del conocimiento. Y supongo que si después consiguieron un empleo mejor remunerado, esta es una manifestación de la injusta distribución del ingreso. ¿Cuál es el significado de “injusto” para el FMLN? El documento no dice. Lo que es seguro es que la solución será una redistribución vigorosa a través del poder coactivo del gobierno. “Se harán transferencias en efectivo a las familias más pobres” (p. 21)

Aprovechando un tema de moda, hay una sección completa dedicada a la “Política alimentaria y de consumo básico.” Aquí empieza a aparecer una de las confusiones fundamentales de la izquierda: la de los derechos. La izquierda cree en derechos positivos como el derecho a una vivienda digna, a la recreación, a la educación, a la lactancia, a cosas baratas y a cuanta cosa es deseable y buena en esta Tierra. El problema de este concepto de los derechos es que implica obligaciones positivas para la sociedad. No es como el derecho a la vida, donde la sociedad tiene un obligación negativa hacia la persona – no asesinarla. En el caso del “derecho” a la alimentación, la sociedad tiene la obligación positiva de proveerle alimentos, lo cual necesariamente implica arrebatarle a alguien su propiedad o su libertad, es decir, violar sus legítimos derechos.

El programa de Funes propone “estabilizar” el precio de los productos de consumo básico a través de la regulación. Esto es código para precios topes, los cuales significan escasez para cualquiera ligeramente familiarizado con teoría económica. Al FMLN le vendría bien revisar el caso de su financista Hugo Chávez, quien al decretar precios topes hizo que bienes de consumo básico como la carne y la leche desaparecieran de los anaqueles venezolanos.

El precio de los bienes y servicios es determinado por la oferta y la demanda de los mismos. Cualquier propuesta justificada en la capacidad del gobierno de burlar estas leyes económicas es una farsa.

Idem con la “Reforma Integral de Salud,” con el agravante de que eliminarán las cuotas voluntarias que las personas pagan para priorizar su propia atención. Ante la imposibilidad de racionar los servicios de salud a través de medios económicos, no queda alternativa a las colas, largos tiempos de espera y pacientes desatendidos. No hay atención médica más cara que la que no se recibe.

“La educación superior es un bien público y un derecho de todos y todas, no es una mercancía.” Aquí otra vez la confusión sobre lo que es un derecho. Si se afirma que la educación no es un bien de intercambio, debe suponerse que los profesores están obligados a educar sin esperar remuneración a cambio y que las editoriales deben regalar los libros que imprimen, o bien que el contribuyente salvadoreño debe pagar por estas cosas. En cualquier caso, en última instancia la educación -como cualquier otro bien económico- es objeto de intercambio. Si lo hace el sector privado, es un intercambio voluntario; si lo hace el gobierno, es un intercambio coaccionado. La pregunta es entonces si los resultados que ofrece la universidad estatal justifican la coacción. Quizá debamos preguntarle su opinión al orgullo de la UES, Mario Belloso.  http://www.youtube.com/watch?v=s-O2FUDjBZc  (Sobre esto también se nos promete fomentar la “organización y movilización juvenil.”)

Otro eje fundamental al que se le dedica una sección completa es la equidad de género, la cual implica “la incorporación sostenida de la perspectiva de género en las políticas públicas, priorizando aquellas medidas que […] privilegien a los sectores excluidos de la población.” Con este fin, uno de los lineamientos estratégicos es aplicar políticas de equidad género en en el gobierno, es decir, imponer cuotas en las contrataciones. Yo me adhiero a la anticuada noción de que para evitar la discriminación lo mejor es no discriminar. El FMLN cree lo contrario: que para evitar la discriminación es necesario discriminar a favor de ciertos grupos considerados “excluidos.” El hecho de que haya menos mujeres en la política en El Salvador (y en el resto del mundo) quizá tenga algo que ver con los roles que las mujeres eligen tomar voluntariamente. Quizá haya muchas mujeres que no se sienten marginadas por el hecho de ser amas de casa y educadoras de la niñez. Pero en el futuro, gracias a la política discriminadora anti discriminación, estas elecciones serán vistas como síntomas de una enfermedad social que debe curarse a través de una repartición compulsiva de los puestos públicos conforme a criterios demográficos irrelevantes. (p. 32) El siguiente paso será la creación de leyes específicas para las mujeres, como pasó en Guatemala con la ley del femicidio, violando el principio constitucional de igualdad ante la ley y de paso agregando vocablos al idioma castellano.

La Parte 2 del documento se refiere a la economía, no exactamente el fuerte de la izquierda. Presenta una breve reseña de la historia económica de los últimos 17 años que es casi exactamente lo opuesto a la verdad. Por ejemplo acusa a las políticas “neoliberales” de reducir los salarios reales del 1991 al 2007, cuando en realidad han incrementado en un 150% (en términos reales y no nominales), según el Banco Mundial. El cínico truco usualmente empleado para proferir tales mentiras es comparar los salarios mínimos legales, en vez de los salarios realmente devengados. En efecto, sería imposible que la pobreza hubiera disminuido en un 30% (Banco Mundial), como lo hizo entre 1991 y 2002, si los salarios reales estuvieran cayendo.

Gracias a los tratados de libre comercio, “se destruyó la estructura productiva agropecuaria, se desmanteló parte del sector industrial y se debilitó la producción nacional.” En otras palabras, los tratados de libre comercio han logrado hacer lo que el FMLN intentó hacer por la vía armada durante más de una década, y ¿esto les molesta? Hablando en serio, la producción nacional medida por el PIB  ha incrementado después de CAFTA, y la producción de granos básicos ha alcanzado niveles récord. Desconozco entonces los datos que sustentan esta peculiar denuncia.

Un punto alentador es el que se refiere a la iniciativa privada. “Una economía fuerte y vigorosa necesita también un gobierno proactivo y efectivo en la creación y mantenimiento de un clima de negocios favorable para la empresa privada de todos los tamaños.” (p. 42) Al fin abandonaron la necedad de la planificación central. Después que Rusia, China y Vietnam, es cierto, pero más vale tarde que nunca.

En el tema de la seguridad alimentaria, debe partirse de la realidad que entre mayor sea la interdependencia (léase, comercio) con otros países, mayor será la seguridad. Evidentemente, el riesgo de que se arruine la cosecha local es mucho mayor a que se arruine la cosecha en todo el mundo. La volatilidad del conjunto siempre es menor que la volatilidad del elemento. Por lo tanto, cualquier intento por garantizar la seguridad alimentaria del país cerrándose al mundo tendrá un efecto contrario al buscado. Además, “defender” precios locales a través de subsidios y acumulación de inventarios por parte del gobierno resultará en ineficiencia en la asignación de recursos productivos, reduciendo el beneficio a largo plazo tanto de productores como de consumidores.

En la p. 47 se propone resolver los problemas energéticos fortaleciendo “las capacidades del Estado para importar combustibles, creando la infraestructura de depósito y almacenamiento necesaria.” Este es un claro retroceso. Si el gobierno no es un buen zapatero, panadero o distribuidor de automóviles, ¿por qué habría de ser un buen distribuidor de combustibles? Esta excepción se explica en que cierto gobierno de cierto país sudamericano produce combustibles, dedicándose a repartirlo en todo el continente a cambio de sumisión política. Todos los argumentos esgrimidos en contra de Petrocaribe en Guatemala aplican también para El Salvador.

En la política de comercio exterior, se pretende “reducir la brecha comercial externa a través del apoyo a la inversión en la producción exportable.” Es la revancha de Jean Baptiste Colbert, el ministro mercantilista de Luis XIV. Exportaciones = buenas. Importaciones = malas. El primero en refutar esta teoría fue ni más ni menos que Adam Smith. En América Latina del siglo XX, la CEPAL aplicó el mercantilismo con su teoría de desarrollo “hacia adentro”, con nefastos resultados. Ahora el FMLN quiere hacer lo mismo en El Salvador.

En realidad, las importaciones y las exportaciones son igualmente convenientes porque incrementan la utilidad de las partes involucradas. Los países no intercambian, sino las personas. En la medida que para los salvadoreños haya más valor en importar que en producir localmente, existirá un déficit comercial, lo cual es perfectamente aceptable. El déficit comercial tiene una contraparte en un superávit en la cuenta de capitales. Este superávit en el largo plazo tiende a convertirse en capacidad productiva que incrementa las exportaciones y reduce el déficit comercial.

Sobre la Política Fiscal se procurará “elevar el coeficiente de recaudación tributaria respecto al PIB.” Esto en español significa incrementar impuestos. La burocracia sufre de una obsesión por incrementar la carga fiscal de un país medida como un porcentaje del PIB. De la manga se sacan números como 12%, 15% o hasta 20%. ¿Cuál es la carga fiscal óptima? Sencillamente, la carga mínima que le permite al gobierno cumplir sus funciones propias: seguridad, administración de justicia, defensa y una red básica de seguridad para los más pobres. No existe evidencia alguna de que el gobierno de El Salvador recibe menos impuestos de los que necesita para cumplir estas funciones. Pero sí existe evidencia de que despilfarra, por ejemplo, en el subsidio al transporte público. Mientras el gobierno gaste en cosas que no debería gastar, no puede exigir el pago de mayores impuestos, los cuales inhiben el crecimiento económico al trasladar recursos del sector productivo al sector improductivo de la economía.

A estas alturas, me parece que el programa de 106 páginas es una litanía de buenas intenciones, probablemente plagiadas de otra fuente. Hay una “política frente al cambio climático.” ¿Qué tanto contribuye un país chiquito como El Salvador a este fenómeno planetario? Antes de conocer la respuesta a esta pregunta, el FMLN se embarca a “conformar una comisión al más alto nivel científico, multidisciplinaria y plural que contribuya al diseño de las estrategias y medidas ante el cambio climático.” ¿No será mejor dejar esto a los cientos de científicos del “más alto nivel” en los países desarrollados, quienes llevan décadas estudiando este problema? ¿No será mejor que el gobierno se enfoque en aquellos problemas que está en capacidad de resolver, como la delincuencia que agobia a los salvadoreños?

El programa también detalla lineamientos estratégicos de una “política hacia los pueblos originarios” y una “política nacional de pesca.” Hay también una Política de derechos humanos que propone resarcir a víctimas del “presente y el pasado” de una forma “material y moral.” (Esto muy parecido a lo que está haciendo Álvaro Colom en Guatemala, regalando dinero a víctimas reales y ficticias del conflicto armado.) Pero es notable que al principal problema que agobia a los salvadoreños –la delincuencia– se le dedique apenas 2 páginas, mientras que a la protección del medio ambiente se dedican 11 páginas. Y son 2 páginas repletas de trasnochadas excusas del crimen, refiriéndose a los “factores que generan la violencia”, los cuales pretenden paliar con programas deportivos, espacios públicos y “fomento masivo de valores de pacífica convivencia social, aplicando la coerción legal institucional como último recurso y de forma excepcional.” Aparentemente Funes cree que la delincuencia existe porque los mareros no tienen donde jugar fútbol.

Llegando a la conclusión, el FMLN se apresta a cambiar la política exterior del país hacia un país “amigable” que contribuya “al objetivo de progresar hacia un contrato social planetario justo y solidario.” No puede acusársele de carecer de ambición. Pero cabe preguntar si este contrato social está fundamentado en los intereses de los salvadoreños, y no en los designios de la burocracia internacional plagada de sátrapas y enemigos de la libertad.  No augura nada bueno que en la p. 95 se proponga “fortalecer el sistema de las Naciones Unidas”, procurando un nuevo orden mundial fincado en el derecho internacional.  ¿Acaso el derecho internacional es un reflejo de la voluntad soberana de los salvadoreños?

En conclusión, debo confesar que si hemos de creer que el FMLN realmente si dispone a gobernar según esta propuesta, constituye una drástica mejoría con respecto a lo que ofrecía hasta hace poco, cuando Shafik Handal y los comunistas dominaban al partido. Aún así, creo que el programa adolece de suficientes problemas –especialmente en el compromiso gubernamental a transformar cosas deseables en derechos–, para abstenerse de apoyarlo. Me temo, además, que este programa es un facsímile de una propuesta socialdemócrata extranjera y no refleja las convicciones profundamente arraigadas del liderazgo del partido, el cual no ha sido suficientemente depurado y renovado desde el fin de la guerra. Esta realidad exige cautela, al menos hasta que el FMLN haya demostrado ser un partido político responsable y con verdaderas convicciones democráticas. Los vínculos con las FARC –recientemente comprobados– demuestran que la ex guerrilla salvadoreña todavía tiene un largo camino por recorrer antes de ganar viabilidad política.

Anuncios

Written by craguilar

agosto 27, 2008 a 5:52 pm

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Este articulo no es ningun analisis del plan de gobierno del FMLN,es pura propaganda al estilo ARENA!
    ¿Que es lo que hace Toño Saca en red solidaria? ¿No es repartir dinero tsmbien? (limosnas, por supuesto)
    No deberian permitir estos articulos que deforman la memoria y las luchas por las que dio la vida Monseñor Romero.
    Democracia no es unicamente realizar elecciones, sino que participen todas las fuerzas politicas de un pais y se respeten los resultados. ¿Habra sido el caso de El Salvador?
    Juzguen ustedes el sezgo del articulista, puro arenero!
    VIENE EL CAMBIO!

    Efrom0207

    septiembre 5, 2008 at 11:48 pm

  2. Muy bien, seguramente Mauricio Funes, ganara la presidencia, solo un fraude masivo lo puede impedir.
    Perdón por este comentario, pero no he encontrado otro sitio donde quejarme, pero quiero hacer del conocimiento de todos ustedes, que en salcoatitán, Dpto de Sonsonate, se ha dado una injusticia tremenda, al candidato a alcalde por el FMLN de dicho municipio, el señor MArco Tulio Perez, la junta departamental , lo saco practicamente de la candidatura y a impuesto a una desconocida, que actualmente es consejal de la alcaldia de salcoatita´n, que gobierna el PDC, que raro , ella no participo en el proceso interno del municipio, el cual, exije la departamntal, ante ese eso, muchos militantes del FMLN, de salcoatitan, apoyaran al PDC, (me incluyo) a nivel de municipio.
    El coordinador departamental de sonsonate, es un señor de apellido acevedo, y me parece un tipo de mal gusto, que no tiene idea de lo que necesita salcaotitan,…..que lastima que personas asi, ensucien la imagen del FMLN…Muricio PRESIDENTE¡¡¡¡

    Enrique

    septiembre 11, 2008 at 4:05 pm

  3. HE VENIDO OBSERVANDO CON MUCHA PREOCUPACION LAS DECLARACIONES QUE DAN TODOS LOS QUE SE METEN HABLAR EN EL PARTIDO Y ES DESCEPCIONANTE VER COMO MUCHOS DE LOS DIRIGENTES NO SE PONEN DE ACUERDO EN LO QUE VAN A DECIR COMO POR EJEMPLO EL SR. MEDARDO GONZALEZ, NO SE NI ES VISTO LA ENTREVISTA DEL FARO, PERO SE SUPONE QUE TODOS DE HABLAR DEL MISMO IDIOMA, ACUERDENSE QUE LOS TC HECES, ANDAN POR TODOS LADOS QUERIENDOLES ECHAR UNA CASCARITA PARA QUE RESVALEN, UN CONCEJO SANO PONGANSE DE ACUERDO EN LAS DECLARACIONES QUE DARAN A LOS MEDIOS DE COMUNICACION ESPECIALMENTE A LOS MEDIOS DEL TERROR, A VECES UNO QUE ES UN POCO INTELEGENTE LO CONFUNDEN NO DIGAMOS A GENTE INOCENTE QUE A VECES NI HABLAR PUEDE “OJO MUCHO OJO”

    Negrero

    septiembre 26, 2008 at 3:16 pm

  4. La campaña va tomando forma, seria interesante que a la par de los Programas de Gobierno o Planes de Gobierno que son potestad de los candidatos, los candidatos a Vice Presidente elaboren un anexo de su propio Plan de Gobierno, que estrategias presentan y el pueblo medira su calibre, posteriormente este anexo se incorporaria al Plan o Programa definitivo.

    ARENA tiene una ventaja, esta en el Gobierno, tiene sus planes programas y proyectos ejecutados, en ejecucion y a futuro.

    El FMLN tiene su principal ventaja, nunca ha llegado al Ejecutivo y ha hecho su apreciacion pienso yo GLOBAL POLITICO – ESTRATEGICA de la situacion.

    Lo que no comparto de este foro es que el FMLN gane y se haga un fraude.

    Eso seria lo peor para la Patria y no creo que alguien este pensando en semejante aberracion.

    Todavia hay tiempo, pero se acorta, invito a ambos partidos a que incorporen en sus equipos de Plan de Gobierno a gente capaz que les de a estos documentos alma, corazon y vida como dice Eugenio Calderon.

    ARENA no ha terminado el suyo, el FRENTE puede revisarlo y afinarlo.

    Estamos en tiempos de la era de la informacion, el pasado es historia, estudiemosla para proyectarnos hacia el futuro.

    Buena suerte para todos y que Dios los bendiga.(ESPERO SUS COMENTARIOS SANOS Y SINCEROS).

    Lean a Clinton en su libro mi vida, donde el dice que la esencia de la politica consiste en la presentacion y debate de las mejores ideas y propuestas.

    Finalmente y en cuanto a Economia, manden a comprar y haganlo lectura obligatoria en sus partidos el libro del Pastor mas ungido del Señor en El Salvador y otras partes del mundo el Reverendo LISANDRO BOJORQUEZ de la Iglesia Cristiana Josue: ” ESTRATEGIAS PRUDENTES ANTE UNA INMINENTE BANCARROTA FINANCIERA GLOBAL”, que se comenzo a escribir hace año y medio y se publico este año antes que se anunciara lo que estamos viviendo.

    Dios ya sabe quien va a ganar.(NO SOY DE NINGUN PARTIDO).

    Un saludo a mi querido pueblo Salvadoreño.

    !!! VIVA EL SALVADOR, LA REPUBLICA VIVIRA MIENTRAS VIVA EL EJERCITO!!!

    GENERAL MANUEL JOSE ARCE.

    CORONEL, LIC Y MAE JULIO DENNIS DIAZ GUILLEN, CONSULTOR EMPRESARIAL, CONOCEDOR DE LAS CAMPAÑAS ELECTORALES Y ANALISTA POLITICO – MILITAR INDEPENDIENTE DE EL SALVADOR.

    JULIO DENNIS DIAZ GUILLEN

    octubre 13, 2008 at 10:31 pm

  5. ES PURA PROPAGANDA ARENERA QUIEREN ENGAÑAR A LA GENTE PERO EN REALIDAD ES RESULTADO DE LAS MESAS DE TRABAJO

    fernando

    octubre 17, 2008 at 5:32 pm

  6. otra gastada propaganda al estilo arenero es un buen calificativo para este comentario que no tiene ninguna sustentacion moderna pues el mismo que dice que no debemos sacar el pasado lo hace el mismo metido que no sabe de la realidad de nuesrto pais de nuestras verdaderas necesidades que se hace el loco y no dice nada de la corrupción arenera, de la injusticia social sque solo la menciona pero despectivamente contra el programa de funes diganle a este pobre que no esta empapado de la dignidad social pues no es quien la defiende sino quien la usa negativamente para hablar en favor de sus amiguitos areneritos es mas de la misma basura mediuatica ya no me admira. dan asco como los demas

    realista

    noviembre 18, 2008 at 12:32 am

  7. Hay que ser claros en una cosa y es que el Señor Mauricio Funes presento el mismo plan de gobiero que presento que Shafick Handal, solo que ahora con una diferente portada.

    Seamos reaistas y veamos la verdad, analizemos cada propuesta hecha por el fmln que indican una total diferencia al sistema en que se vive. nosotros ya estamos acostumbrados a ser libres.

    David

    diciembre 19, 2008 at 12:36 pm

  8. Para hablar sobre temas históricos e íconos importantes en la historia de El Salvador hay que tener un conocimiento, al menos básico, de los orígenes del conflicto armado.
    Es una completa irresponsabilidad hacer escritos que no presenten una línea argumentativa.
    Ahora, tiempo después de los comicios y ya con Mauricio Funes como prsidente, solo puedo decir que quizá no ha comenzado con lo que debía, pero los resultados se irán dando paulatinamente.

    Mía

    noviembre 20, 2009 at 3:26 pm

  9. a un año del ultimo comentario, seguimos esperando los “paulatinos” cambios que prometio el FMLN ……….. y hasta cuando pues? echarle la culpa a ARENA no es ningun argumento valido, ya que Funes tendria que por lo menos haber intuido como recibia el gobierno, y ya sabia que estaba depredado por los areneros, aunque eso no les impide a ellos seguir con las mismas practicas depredadoras de los gobiernos anteriores………

    anastasio

    noviembre 22, 2010 at 1:44 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: