Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

El colmo del cinismo

with 5 comments

Con cada día que pasa, Álvaro Colom y su gabinete descienden más y más en el pantano de la desvergüenza. Es como que si el regreso triunfal de Alfonso Portillo ha exacerbado la cleptomanía de nuestra clase política, al demostrarle que en este país el justo castigo es tan improbable como un cisne negro. El gobierno de solo dar y dar está botando sus plumas de mansa paloma, revelando la mano peluda de mono que todos temíamos.

Leo en el Siglo XXI de hoy que el diálogo entre el sector privado organizado y el gobierno se está desbaratando, algo predecible considerando que buscan objetivos absolutamente irreconciliables. Por un lado, tenemos a las empresas privadas que luchan por sus vidas en un entorno económico desfavorable, en un país inseguro, con costos altos y ventas bajas, para mantener en la planilla a sus empleados. Por el otro, tenemos a un gobierno corrupto, voraz e insensible a la realidad económica actual, que pretende desplumar todavía más a las empresas con el objetivo de que la Primera Dama pueda comprar más votos para su futura candidatura.

El flamante ministro de Finanzas Públicas, Juan Alberto Fuentes Knight, nos asegura que sin los incrementos en impuestos que pretenden, “se dejaría de contratar policías.” Además, con característica arrogancia, nos informa que sus detractores “manejan tres falsedades”, a saber: 1.) Que este gobierno es incapaz de ejecutar el presupuesto; 2.) Que pese al aumento en el presupuesto estatal, los indicadores sociales están estancados; 3.) Que están subiendo los impuestos.

Sobre el primer punto, basta con leer los periódicos recientes para darse cuenta de que este gobierno se caracteriza por la improvisación y falta de coordinación entre sus partes, lo cual resulta en una incapacidad para ejecutar el gasto tal como lo manda el presupuesto. De lo que se logra ejecutar, sólo una fracción puede fiscalizarse, ya que gracias al elefantiásico programa de Cohesión Social que administra Sandra de Colom (no electa por el pueblo), cientos de millones de quetzales son repartidos sin el aval legislativo. Entonces, la esperanza parece ser que cuando termine de entregar el último billete, la versión chapina de Eva Perón decida rendirle cuentas al pueblo. Supongo que a esto se refiere el eslogan “Gobierno de la Esperanza.”

El segundo punto refleja la creencia mística de que los indicadores sociales (pobreza, mortandad, analfabetismo) se resuelven echándoles dinero encima. Por supuesto que estos indicadores están estancados o empeorándose. Justamente hoy el CIEN reportó que el PIB per cápita cayó 10% en el 2008. Pero esto no es consecuencia de que el presupuesto estatal se esté contrayendo. Al contrario, el “gasto social” sólo ha crecido año con año, a ritmos superiores al crecimiento poblacional. Para Fuentes Knight, es un misterio por qué esto no ha beneficiado a la sociedad. Para el resto de nosotros, es cuestión de sentido común.

Fuentes Knight además dice que no está incrementando impuestos, porque sólo quieren mantener la carga tributaria en el 12% del PIB. Uno podría pensar que 12% es bajo, hasta que se entera de que el 40% de la población vive de la economía informal y no paga impuestos. En otras palabras, el 60% de la población debe hacerse cargo de la carga tributaria que le corresponde al PIB total del país. Esto resulta en una carga tributaria efectiva de más del 20% en la economía formal, y de esto la mayor parte recae en las empresas porque los individuos se benefician de exenciones otorgadas por el código tributario. Así que el motor de la economía, las empresas, acarrea una carga desproporcionadamente pesada sobre sus hombros.

Mi amigo Juan Fernando Aldana me envió un estudio reciente de KPMG, firma mundial de auditoria, indicando que la tasa de ISR de Guatemala (31%) es mayor que el promedio de los 106 países que formaron parte del estudio (26%.)  A esto debemos agregarle la propuesta de Colom y Fuentes Knight de crear un Impuesto de Solidaridad por 1% de los ingresos brutos de las empresas, para darnos cuenta por qué ningún inversionista en su sano juicio estaría dispuesto a invertir en Guatemala, país que aparte de altos impuestos ofrece inseguridad rampante y cero institucionalidad. No me sorprende que la reciente licitación de este proyecto energético fuera declarada desierta.

Donde Fuentes Knight llega al colmo del cinismo, demostrando la desfachatez intelectual de este gobierno, es cuando dice que la negativa a pagar más impuestos resultará en “dejar de contratar policías.” Aquí el ministro está jugando con la desesperación que siente la población ante la criminalidad imperante, usando el miedo para extorsionarle más de sus escasos recursos.

La verdad es que tan solo el 11% del Presupuesto del 2009, promovido por este gobierno, se destinará a Seguridad Pública y Justicia, sus funciones primordiales. Mientras tanto, el 16% del presupuesto se destinará a “Desarrollo Rural”, rubro integrado por prebendas y subsidios destinados a comprar votos en el interior del país. ¿Por qué el señor ministro no le aconseja al presidente a priorizar su gasto y a recortar lo superfluo e inútil, en vez de amenazar con recortar lo esencial?

No lo hace, quizá porque es un demagogo interesado en su futuro político mas no en el bienestar de Guatemala, quizá porque alberga la creencia equivocada de que la seguridad pública no es muy importante. Quizá cree que en este país lo que hace falta son más pescados regalados y no cañas de pescar. Colom y Fuentes Knight no entienden que al reducir los impuestos de las empresas y crear un ambiente de seguridad física y jurídica, habrá crecimiento económico y se crearán nuevas fuentes de trabajo. Quizá no entiende que estos empleos que proveería la empresa privada son la única fuente real de esperanza para los guatemaltecos.

Anuncios

Written by craguilar

noviembre 11, 2008 a 1:04 pm

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me da tristeza que este pueblo que eligió a Colom, ahora le da la espalda tan rápido. Que malagradecidos

    Quizás hubiera sido bueno que ganara Perez Molina, así el CACIF (y el autor de este blog) estaría contento bajo la bota de los militares.

    m

    noviembre 11, 2008 at 3:48 pm

  2. La actividad primordial del Gobierno, es la seguridad y es lo que menos hace! Dios mío! que abominación! Lo que más duele es la ignorancia del pueblo, al elegir candidatos sin ideologías de crecimiento económico, reducción de índices de pobreza, seguridad, etc.
    La pobreza en Guatemala alcanza un 51% ; la mayoría de Guatemaltecos son pobres, la pobreza trae cosas malas entre ellas la falta de conocimiento. Colom fue elegido por estas personas que creyeron que él con sus promesas de solo dar y dar iba a ayudarlos a salir adelante. Pero lo creyeron en una mentira. Él decía “El presidente de los Pobres” El pueblo piensan que regalándoles un poco de pescados saldrán avantes, no saben que dándoles cañas de pescar es la solución a la erradicación de la pobreza, la información, las herramientas, son necesarias para que un país prospere.

    No sé de dónde sacó Fuentes Knight la idea de que amedrentando a la población con más falta de seguridad, y con el fin de sacar más impuestos Guatemala saldrá adelante.

    Nunca ni en mil años elegiría a Colom como mi presidente, no tuvimos 2 opciones, Molina o Colom. Siempre hay una opción más, una opción mejor. Siempre hay una mejor oportunidad de hacer bien las cosas.

    Ojala el pueblo Guatemalteco aprenda a no olvidar, aprenda a elegir bien.

    Y los presidentes no empobrezcan más al país, a estos debemos llamarle malagradecidos, elegidos por el pueblo esperanzado, y les pagan así. (digo les pagan xq yo no voté por él)

    Felicitaciones por el blog!!!! Bien dicho!!!

    Ale

    noviembre 12, 2008 at 11:31 am

  3. […] la mentada Reforma, el gobierno de Guatemala “dejaría de contratar policías”, en un cínico despliegue de jiu jitsu político que usa el mayor fracaso de la administración de Colom (la inseguridad) […]

  4. […] seguridad, hay que pagarla.” Con esta perogrullada, Álvaro Colom retoma  la cínica extorsión a los guatemaltecos productivos. La seguridad cuesta dinero;  útil aclaración para los […]

  5. […] he indicado antes, la malograda Reforma Fiscal nunca se trató de “contratar más policías” sino de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: