Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Miseria cultural

with 2 comments

En el pasado he opinado en este blog que, más que cualquier otro factor, la cultura es responsable del atraso o desarrollo de las naciones.  El DRAE la define así: “Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc..” Eso – modos de vida y costumbres- determina el avance relativo de una sociedad como no lo puede determinar sistema económico o tipo de gobierno. Edmund Burke escribió que “las costumbres son más importantes que las leyes. Sobre ellas, en gran medida, dependen las leyes. La ley nos toca sólo aquí y allá, y de vez en cuando. Las costumbres son las que complican o suavizan, corrompen o purifican, exaltan o degradan, nos barbarizan o nos refinan, por una operación constante, uniforme e insensible, como la del aire que respiramos.”

Reflexionaba sobre esto en mi viaje a Guatemala desde San Salvador, cuando en ese indecoroso óbice que es Barberena tuvimos que detener nuestra marcha durante más de una hora debido a un “desfile de caballos”, según nos lo informó una amable vendedora de chiles.  En este punto, no existen rutas alternas a la ciudad. No tengo nada en contra de las celebraciones autóctonas, pero ¿acaso justifican inhabilitar a la carretera Panamericana por tanto tiempo? Los policías que estaban presentes se limitaban a observar, habilitadores oficiales para esta actitud — tan prevalente en nuestra sociedad– que subordina el bien común a los antojos de unos cuantos. Es la misma actitud que observamos en las manifestaciones públicas como las que protagonizan regularmente los maestros y a veces hasta en las procesiones católicas, donde se paraliza a la ciudad con tal de acomodar intereses y costumbres sectarias.

Parqueado en mi carril esperando a que se empezara a mover la cola, vi como nos pasaron muchos carros y buses que iban contra la vía para adelantarse pocos metros. Eran conductores insensibles al caos que provocarían cuando se reestableciera el tránsito y se toparan de frente con los vehículos que iban en dirección contraria. Una moto que iba colándose entre los carros chocó a mi carro con su escape. Le bociné, pero el motorista siguió su ruta sin tan siquiera voltear la mirada. Me causó un abollón que costará cientos de quetzales reparar, pero eso a él no le importa. Él es irresponsable y egoísta, lo cual es perfectamente normal.

Si nos ponemos a pensar en las transgresiones cotidianas que definen el subdesarrollo de nuestros países, muy pocas veces nos vamos a topar con el gobierno, el cual -por supuesto- es cómplice y copartícipe mas no el singular culpable. No es el gobierno el que tira la basura en la calle, ni el que se da a la fuga después de provocar un accidente, ni el que siempre llega impuntual a sus citas, ni el que elige funcionarios incapaces adrede, ni el que busca atajos poco éticos y ganancias ilícitas en todos los negocios.  Cuando los gobernantes son culpables de estos actos no hacen sino confirmar que pertenecen a nuestra sociedad y participan de sus costumbres.

¿De qué sirve la libertad y la democracia para personas que no saben gobernarse a sí mismas? Burke escribio que “la sociedad no puede existir a menos que en algún lugar se encuentre un poder que controle la voluntad y los apetitos, y entre menos se halle en el interior, más deberá provenir del exterior.” Y en su carta a los sheriffs de Bristol, en 1777, sentenció que “en un pueblo generalmente corrupto, la libertad no puede perdurar.”

Anuncios

Written by craguilar

enero 7, 2009 a 11:09 am

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estoy de acuerdo con el tema de la cultura.

    Lástimosamente en mi país Guatemala la gente en su mayoría es corrupta y es un lugar donde todo queda impune. La ley no existe… y pasa cada clase de cosas… todos los días un amigo o conocido te cuenta una tragedia, desde que un ladrón abrio tu carro en un parqueo para sacarte el radio y demás pertenecias hasta que un policía armado te ofende y amaneza.

    Ahora hay que andar como decia mi abuelita “ojo al cristo” en todos lados corremos riesgo de que nuestros derechos sean violados.

    Mientras el gobierno hace un festin! Debemos cambiar la cultura empezando por nosotros mismos… poco a poco los guatemaltecos podemos terminar de “evolucionar”.

    Mery

    enero 8, 2009 at 11:27 am

  2. El desarrollo o progreso de un país depende también de cada uno de nosotros, no sólo del gobierno. Cada uno puede poner “su granito de arena” para que nuestra cultura cambie para bien; velar por el bien común y no sólo por el bien propio sin importar que pudiese perjudicar a los demás.

    Wendhy

    enero 15, 2009 at 3:06 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: