Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

La entronización de la chusma

leave a comment »

Si hay algo que puede afirmarse con certeza sobre el típico activista del FMLN, es que no tiene clase. Al debatir, no se dirige a sus contrincantes ni con un módico de respeto. No le interesa convencer sino ofender. No basa sus pretensiones políticas en la persuasión sino en la intimidación.

De escucharlo, uno se entera de que todo esto de la democracia postguerra es una farsa, que los gobiernos de ARENA son intrínsicamente ilegítimos y que a su partido le corresponde ahora el poder que hace 20 años buscaba por las armas. Es que esto -el poder- es su aspiración absoluta. Este fin justifica todos los medios. No lo motiva tanto la fe en el socialismo como el odio – un resentimiento acumulado hacia las empresas, al trabajo, el gobierno, a las instituciones y a todos los que no están consumidos por el odio como él. De esta actitud herida brota una convicción de que el poder les es un derecho negado por demasiado tiempo y que ahora les debe ser restituido a cualquier costo.

Abunda la evidencia. Empezemos con el hecho de que, antes de que se emita un solo voto y basándose solo en encuestas, el FMLN se ha declarado victorioso. Sus principales candidatos han manifestado que si en el día de las elecciones no ganan, eso por sí solo evidenciaría un fraude. Abiertamente anunciaron que tiene 60,000 militantes dipuestos a pelear por el legítimo resultado, que solo puede ser una victoria roja.

En julio del 2008, activistas del FMLN izaron la bandera roja de su partido en el Pabellón Nacional de la plaza Masferrer, donde siempre debe ondear la bandera de El Salvador.

El 29 de diciembre pasado, una turba originada en la alcaldía de Apopa atacó a unos militantes de ARENA que regresaban de un evento partidista. Usaron piedras y disparos de armas artesanales (trabucos.) Es notable que en este incidente fueron funcionarios electos del partido y no simples activistas, quienes organizaron todo.

Las declaraciones de los candidatos efemelenistas son innecesariamente injuriosas. Los blogs que los apoyan son un asco. Si tienen el estómago fuerte, pueden ver ejemplos aquí, aquí y aquí. Los autores son anónimos; estadísticamente lo más probable es que son estudiantes de octavo año de la Universidad de El Salvador instados por el mismo Frente. El objetivo es claro: destruir al contrincante descalificándolo personalmente y en los términos más vulgares que puedan imaginarse. Los “arenacos” no son solo gente con la que se está en desacuerdo y con la que debe coexistirse pacíficamente, sino que son enemigos de la Revolución que deben ser humillados y cortados de la tierra. El Carnicero de la Cabaña estaría muy orgulloso de estos, sus seguidores.

Si se da la desgracia de que el FMLN gane las elecciones municipales y presidenciales, creemos que gobernará conforme a los ideales comunistas de sus máximos líderes, destruyendo la base productiva de El Salvador y generando un caos del cual el país tardará muchos años en recuperarse. De lo que estamos seguros es que semejante resultado empoderará a los peores elementos de la sociedad – los más indecorosos, resentidos y fanáticos-, y esto no puede ser algo bueno.

Anuncios

Written by craguilar

enero 16, 2009 a 3:08 pm

Publicado en Política

Tagged with , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: