Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Pac-Man Chávez

leave a comment »

El Hugo Chávez de hoy es como un Pac-Man acorralado. Se ha dedicado a engullir el poder sin pPac-Man Chávezrestarle atención a los fantasmas de la realidad que le acosan, porque antes les ganaba fácilmente gracias a sus maniobras demagógicas y las poderosas pastillas petrolíferas. No obstante, esas maniobras lo condujeron a una esquina de donde no hay escapatoria, y el diezmado precio del petróleo ya no alcanza para espantar a sus acosadores.

Los fantasmas son las leyes de la oferta y la demanda – ineludibles, universales. Chávez cree que gracias al control que ejerce sobre Venezuela puede hacer que éstos desaparezcan; pero aunque alcance eludirlos temporalmente, en realidad nunca desaparecen ni cesan su persecución.

Cuando Chávez agrede a la democracia, aparece el fantasma del descontento social. A éste lo esquiva inundando a la economía con dinero. Pero entonces le corta el paso el fantasma de la inflación, al cual supera imponiendo precios tope. Cuando cree que los ha sorteado a todos, lo intercepta otro fantasma -el de la escasez-, el cual pretende escapar a través de la nacionalización.  La nacionalización, a su vez, engendrará a otro fantasma que acorralará a Chávez hasta que éste no tenga otra salida que  imponer una dictadura a la cubana o bien ceder el poder en desgracia. En ambos casos Pac-Man muere, aunque todavía no sabemos si éste representa al futuro político de Chávez o al bienestar de los venezolanos.

Lo que está pasando en Venezuela es un excelente ejemplo de lo que siempre ocurre con regímenes de izquierda que ignoran la ciencia económica, creyéndola ajustable a la voluntad política. Que haya desigualdad, pobreza, ganadores y perdedores, para el izquierdista es un problema político que se resuelve a través del poder político. Si el precio del arroz es muy alto o el del petróleo muy bajo, según los Chávez del mundo esto es consecuencia de la conspiración de alguna “oligarquía” o potencia mundial. La pobreza de nuestros países es un reflejo de una falta de voluntad por parte de los gobernantes, quienes, se presume, tienen el poder de acabar por completo con este ancestral flagelo si tan solo se lo propusieran.

“Los particulares de un orden espontáneo no pueden ser justos ni injustos”, escribió F.A. Hayek, porque resultan de la acción mas no del diseño humano.

Éste y otros conceptos fundamentales de una sociedad libre no son comprendidos por los colectivistas. Para ellos la utopía siempre está a la vuelta de la esquina si realmente nos comprometiéramos con ella.  No buscarla, no es solo una oportunidad perdida, sino un acto de suprema inmoralidad. El hecho de que sus buenas intenciones no se realicen o enfrenten complicaciones es reflejo de alguna malevolencia que debe ser suprimida con más dirección gubernamental. Es por ello que políticos como Barack Obama y Hugo Chávez van por el mundo “resolviendo” problemas con medidas coactivas, para luego crear más medidas coactivas que resuelvan los problemas causados por las primeras, generando un círculo vicioso que empobrece sistemáticamente a la sociedad y restringe la libertad de sus ciudadanos.

Anuncios

Written by craguilar

marzo 5, 2009 a 12:25 pm

Publicado en Política

Tagged with , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: