Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Saludando con sombrero ajeno

with one comment

Se ha armado una buena con el asunto de la donación destinada a unas escuelas, pero que el donante retiró ante la pretensión del gobierno de reclamar su tajada. Por el insaciable vampirismo de nuestra burocracia, los niños pobres de este país no recibirán el apoyo que tanto necesitan. No hay buena obra que Colom y Cia. dejen impune.

Presionado sobre el tema, el energúmeno respondió a los medios que “todas las donaciones vienen a nombre de SOSEP [Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente], entran a SOSEP, son de SOSEP y vienen consignadas a SOSEP.” Esto seguramente sorprendió al donante extranjero que ingenuamente pensó que la donación era de las escuelas y los niños, pero no nos sorprende a aquellos que sabemos cómo razona el círculo del presidente. Estamos hablando de personas que ven como “pérdida” los impuestos que dejan de cobrar, como que si toda la riqueza de la sociedad fuera del Estado primero y de los ciudadanos que la producen, segundo.

El argumento de Colom es que antes los beneficiarios de donaciones “metían todo lo que se les daba la regalada gana”, lo cual, para él, es un gran problema. Así que para evitar este inaceptable fenómeno de caridad privada e interacciones solidarias entre personas libres, “ahora lo que estamos haciendo es que son importaciones dirigidas a SOSEP, y SOSEP las administra.” Estimo que lo hará con la misma transparencia, eficiencia y efectividad con la que el gobierno administra todas sus demás funciones.

Para cualquiera con dos dedos de frente, el propósito de canalizar las donaciones a través de una entidad que encabeza su esposa es evidente: saludar con sombrero ajeno. Colom quiere que su esposa lo suceda en el poder, lo cual pretende lograr con la compra de votos a través de SOSEP y los programas de Cohesión Social. Para ellos, la ayuda externa no es más que fondos de campaña gratis.

Lamentablemente, esta treta no pasará desapercibida entre la comunidad extranjera. Así como en Somalia los jefes de guerra se robaban los alimentos destinados a los hambrientos para procurar sus odiosos fines, también ahora en Guatemala la mafia Colom-Torres Casanova hace una burla de la generosidad de extranjeros para seguir degustando las mieles del poder. En Somalia, los donantes se decepcionaron y la ayuda se secó. ¿Y en Guatemala?

Anuncios

Written by craguilar

abril 21, 2009 a 1:03 pm

Publicado en Política

Tagged with , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Realmente deprimente y vergonzoso…

    Gary

    abril 21, 2009 at 10:13 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: