Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

¿Amanece una Nueva Guatemala?

leave a comment »

El presidente finalmente se convenció de que los guatemaltecos están hartos de él, su mujer y el infiernito que han hecho del país en apenas 2 años. Sin embargo, gracias a haber arreglado suficientes negocios ilícitos para asegurarse un retiro fastuoso, él no podría estar más feliz, y quisiera que los guatemaltecos también lo estén porque no sólo quiere su dinero sino también su aprobación para no tener que huir por la puerta trasera como Serrano Elías, Portillo y su propio Ministro de Salud.

El problema es que el camino a la aprobación popular pasa por enfrentarse efectivamente a los grandes problemas del país,  para lo cual el fantoche se sabe incapaz e indispuesto. Así que le preguntó a su sucesora designada y demás manejadores como resolver este dilema, y éstos le propusieron llenar los medios con publicidad optimista, positiva y esperanzadora que distraiga a los desgraciados siervos de su diario martirio. Así es como nace la campaña “Amanece una Nueva Guatemala” presentada sobre la imagen de un bello amanecer tras el horizonte volcánico del país, explotando el mayor orgullo de los guatemaltecos (la belleza de su país), no obstante el incómodo recordatorio de que convirtieron a su lago más hermoso en una verdosa fosa séptica.

Pues bien, yo quisiera tener un De Lorean con condensador de flujo y 1.21 gigawatts para regresar en el tiempo y nunca volver a ver esta Nueva Guatemala que amaneció bajo la tutela de Colom y de Torres. Regresaría al tiempo en que:

  • Se promediaba menos de 10 asesinatos diarios y todavía era posible conducir un carro sin andar buscando motos en los retrovisores y corriendo por las aceras de la ciudad mirando para todos lados como prófugo de manicomio.
  • Las cárceles estaban bajo el control de los guardias y no de los reos.
  • Se aplicaba la pena de muerte a asesinos y secuestradores.
  • El máximo aliado del gobierno y líder del magisterio no era un guerrillero entrenado en Cuba empeñado en usar a la niñez como palanca de extorsión política.
  • Guatemala tenía una sola bandera para un solo pueblo guatemalteco.
  • Los gobernantes eran un poco más disimulados con la compraventa de votos, dejando alguna obra para beneficio de la comunidad o repartiendo algún insumo agrícola en vez de la descarada repartición de efectivo.

Sin duda que los problemas no son nuevos para Guatemala, lo cual es lógico en un país con los rezagos culturales que padecemos desde siempre, pero en la era moderna jamás hubo un gobierno que amplificara tan perfectamente los vicios culturales de la gente de un modo que hace que la democracia parezca totalmente inadecuada para alcanzar el desarrollo, como hasta los mismos guatemaltecos manifiestan en las encuestas. El problema es que en estas circunstancias no es tan probable que nos rescate un Pinochet como un Chávez, que es probablemente lo que nos espera si decidimos darnos el tiro de gracia con una presidencia de Sandra Torres de Colom.

Anuncios

Written by craguilar

enero 23, 2010 a 9:43 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: