Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

La Lección de Grecia

leave a comment »

El Estado es la gran ficción a través de la cual todos buscan vivir a expensas de todos los demás.” – Frédéric Bastiat (1874)

La lección de Grecia debió ser aprendida hace mucho tiempo. Es la misma lección que hace 65 años F.A. Hayek escribió en Camino de Servidumbre. Como un hoyo negro que incrementa su tamaño y su poder con la destrucción que provoca, el Estado Benefactor suplanta las instituciones y los hábitos de una sociedad libre con sus propios clientes — grupos de interés que exigen dosis cada vez mayores de Estado para sobrevivir las crisis creadas por el Estado mismo.

La secuencia es facil de identificar:

1.) Una persona ávida de poder identifica alguna “injusticia social” que debe ser remediada a través de una nueva ley.

2.) Un grupo de interés se crea en torno a la ley, la cual enfrenta poca oposición porque concentra los beneficios en pocos y reparte el costo entre muchos.

3.) Otros grupos se dan cuenta de que también pueden crear leyes a su favor, así que cabildean a favor de ellas y compran votos parlamentarios.

4.) Proliferan las leyes que benefician a uno u otro grupo en desmedro del bien común. Incrementa el gasto del gobierno.

5.) El gobierno busca mejorar sus ingresos incrementando los impuestos a las empresas y los “ricos.” La inversión huye del país; se reduce el crecimiento económico y la base impositiva.

6.) Privado de fondos, el gobierno puede recurrir a una de 2 alternativas:

       a.) Reducir los gastos para que no excedan sus ingresos.

       b.) Imprimir dinero para pagar sus deudas. (Esta opción esta vedada a países del Euro y países dolarizados.)

7a.) El gobierno se enfrenta a violentas protestas de parte de sus clientes que han sido adiestrados a subsistir mamando la teta del Estado.

7b.) El gobierno crea inflación que empobrece a toda la nación y reduce aún más los ingresos fiscales.

8.) Reina el caos. Se exige al gobierno que haga más por frenar toda la “injusticia social.”

Técnicamente, otra opción es endeudarse emitiendo bonos como lo está haciendo el gobierno de Guatemala, pero esta es simplemente una forma de posponer lo inevitable. En última instancia, el gobierno siempre deberá escoger entre inflación y una contracción del gasto, usualmente porque su deuda ha llegado a niveles insostenibles (donde ya no puede pagarse los intereses y donde ya nadie compra los bonos.)

Regresemos a Grecia, donde esta dinámica está en mostrador para todos. El 50% del PIB de este país se va en gasto público. ¿Será el problema que no se pagan suficientes impuestos y necesitan su propia “reforma fiscal”? No. Grecia tiene una carga fiscal del 40%.  Esto quiere decir que, en promedio, los griegos trabajan desde enero hasta mayo solo para mantener a su gobierno. A estos niveles, no sorprende que las empresas emigren a países con tasas más competitivas y que sus habitantes engrosen las filas de la economía informal, como lo demuestra este estudio.

Grecia es un país sofocado por los grupos de interés que proliferan alrededor del gasto público como moscas alrededor de las heces. Los sindicatos públicos han exigido y obtenido todo aquello que conocemos como “derechos sociales”, incluyendo largas vacaciones pagadas, seguridad laboral, pocas horas laborales, corta edad de retiro, etc. Todo esto tiene un costo que los griegos no pueden costear. Así que se endeudaron. Mucho. La deuda griega es casi 120% de su PIB.

Si Grecia no formara parte del Euro, probablemente habría enfrentado esta crisis imprimiendo billetes, como solía ocurrir en el pasado. Esto tendría terribles consecuencias en la forma de hiperinflación. Pero como no son dueños de su propia moneda, no tienen esta opción. Como una familia que topa tarjetas de crédito derrochando en viajes y lujos, ahora Grecia debe responder a sus acreedores — los tenedores de sus bonos denominados en Euros. Como no puede pagarlos, pide un “bailout” o rescate de sus vecinos relativamente más austeros. Naturalmente, los alemanes no quieren pagar por la Big Fat Greek fiesta, pero sus políticos los obligarán a hacerlo porque saben que un default griego iniciaría un efecto dominó que arrastraría a toda Europa. ¿Cuál es el incentivo para los demás miembros del Euro? Gasta, no pagues tus deudas, porque cuando lo hayas gastado todo y nadie te quiera prestar ni un centavo más, podras recurrir a tus hermanos responsables para que te saquen las castañas del fuego.

¿Es esta la forma como debe funcionar la economía?

¿Es esto lo que nos proponen los socialdemócratas como la alternativa superior al capitalismo?

La lección de Grecia es esta: la única solución de largo plazo es la libertad económica. Esto quiere decir que los gobiernos deben ser limitados constitucionalmente a cumplir sus funciones primarias, con lo cual se evitaría la proliferación de grupos de interés parasitarios. Las personas y las empresas deben responsabilizarse de las consecuencias de sus decisiones económicas. No más bailouts. No más rescates. El gobierno debe aprender a vivir dentro de sus propios medios, como lo hacemos todos los demás. Esto puede lograrse a través de una enmienda constitucional que exija un presupuesto balanceado sin la emisión de deuda.

Anuncios

Written by craguilar

mayo 6, 2010 a 10:28 am

Publicado en Política

Tagged with , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: