Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Colom es peor que Agatha

with one comment

El presidente quiere meterle tres goles al hilo a los guatemaltecos, apilando un desastre causado por el hombre sobre dos desastres naturales, con paquetazos fiscales que ha buscado desde antes que la erupción y la tormenta y que seguirá buscando hasta que termine su mandato, porque como bien dijo Adam Smith, “no hay arte que los gobernantes aprendan más rápido que la extracción de la riqueza de los ciudadanos.”   

La primera excusa es que la carga fiscal (el peso muerto del gobierno sobre la economía) es muy baja. Cuando el equipo de Mono de Oro se sentó para firmar la “Paz Firme y Duradera” con la guerrilla, uno de los frutos de este infortunado acuerdo fue que se debía incrementar la carga fiscal al 12% del PIB. Como he explicado anteriormente, no hay un porcentaje específico que sea la carga fiscal idónea. El costo óptimo del gobierno es el mínimo requerido para cumplir sus atribuciones propias –seguridad, administración de justicia y una red básica de seguridad para los menesterosos. ¿Es esto más o menos que el 12% del PIB? Dependerá del PIB y dependerá de la eficiencia del gobierno. Lo que sabemos a ciencia cierta es que este gobierno no cumple ni tiene la intención de cumplir con sus atribuciones sino que insiste en dilapidar recursos en innumerables ministerios, secretarías y comisiones, entre ellas la encargada de fabricar propaganda oficial para ensalzar la imagen de Sandra Torres; de modo que el gasto corriente del gobierno es el peor lugar para empezar a determinar cuánto debe recaudarse.

Ahora con el Pacaya y Agatha, Colom es demasiado astuto como para permitir que una tragedia se desperdicie políticamente. La nueva consigna es que se requiere de más impuestos para la “reconstrucción.”  Se supone que confiemos que el mismo gobierno corrupto que contrató puentes que se derrumban con el primer contacto con agua ahora invertirá sabiamente nuestros tributos. Y las casas, si el gobierno no las construyó en primera instancia, entonces ¿por qué sería el indicado para reconstruirlas? Pero Colom va más allá. Esto no se trata de simplemente reparar el daño causado por los desastres, sino de “vivienda, agua, saneamiento, salud, educación e infraestructura; reactivación económica, fortalecimiento institucional y mitigación al cambio climático.”

A que usted no sabía que el Pacaya hizo erupción por el calentamiento global.

La filosofía subyacente es clara: el gobierno es el motor del desarrollo. Es la solución a los problemas de la gente. Así que confiemos en Álvaro y Sandra porque ellos son sabios y solidarios y saben como manejar nuestros recursos mejor que nosotros mismos.

Pues bien, yo no creo en esta filosofía ni confío en estos políticos. El gobierno no produce nada, sino que vive parasitariamente de quienes generan la riqueza — las familias y las empresas. Un país que espera desarrollo de su gobierno es como un hombre que se mete en una cubeta y espera levantarse halando de las asas. Si no confío en la capacidad de los gobiernos en general, menos aún en la del gobierno guatemalteco, cuyos protagonistas se distinguen de los mareros sólo porque usan saco y corbata.  Lo mejor que podría hacerse por Guatemala es hambrear a estas sanguijuelas, para que caigan famélicas y entonces pueda reformarse la Constitución para librar al gobierno de una vez por todas de los hematófagos.

Así la reconstrucción de Guatemala vendría naturalmente, como vino para Chile después de sufrir un terremoto muchísimo más severo que lo que pasó en Guatemala, gracias a la energía, la prosperidad y la solidaria resistencia de ciudadanos libres.

Anuncios

Written by craguilar

junio 16, 2010 a 11:52 am

Publicado en Política

Tagged with , , , ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estoy de acuerdo contigo. Urge parar a la actual Primera Dama y su banda. ¿Cómo? Si no logramos convencerla intelectualmente, se viene otro período de violencia física en nuestra tierra. Los comunistas están ‘muy desesperados’. Y poseen armamento, dinero y respaldo. ¿Y nosotros? Además de enfatizar la lógica natural de la realidad, también podemos… y debemos orar a Dios para que ésto se solvente por las buenas y no corra más sangre chapina.

    Rodolfo Rivera Sandoval

    junio 17, 2010 at 8:22 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: