Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Caridad, redistribución y el costo real del gobierno

leave a comment »

“No se puede dar lo que no se tiene.” Así empieza su columna Álvaro Velásquez, haciéndome pensar que al fin estamos de acuerdo. Yo también creo que no se puede dar lo que no se tiene y es por ello que abogo por el derecho a la propiedad privada. No se puede ser solidario o caritativo con riqueza ajena; es una contradicción en términos. 

El capitalismo es la fuente de la que brotan los mayores caudales filantrópicos de la historia, como la Fundación Bill y Melinda Gates y la Fundación Ford. De hecho, de las 25 organizaciones caritativas más grandes del mundo, 15 son de los Estados Unidos y casi todas se fundaron gracias al aporte masivo de un magnate capitalista. Mientras que es vasto el flujo de ayuda humanitaria procedente de países capitalistas, supuestamente basados en una filosofía egoísta (“política del azadón” le dice Velásquez), el que procede de países socialistas es escaso o nulo. Basta con ver las privaciones en la que viven los cubanos para entender por qué ese tipo de sociedad niega la posibilidad de caridad. Y lo que pasa por “caridad” en Cuba no es más que el trabajo forzado de profesionales a quienes el déspota envía como a un ejército de esclavos a ganarse voluntades políticas y petróleo de otros países.

Pero cuando Velásquez dice que “no se puede dar lo que no se tiene” se refiere a algo muy distinto a lo que yo tengo en mente. Él se refiere a que nos hace falta “fraternidad y desprendimiento.” En otras palabras, el problema en Guatemala es que la gente es muy egoísta. Si esto es cierto, no se debe a la filosofía liberal sino a la ausencia de condiciones fundamentales de convivencia pacífica. En el pasado he escrito sobre el vínculo entre la inseguridad y la falta de solidaridad.

Más allá de lo explicado por los valores culturales, no hay excusa para la confusión que Velásquez hace entre impuestos y caridad. Tampoco para su aseveración de que el “aparato público guatemalteco es muy barato” porque sólo representa el 9.9% del PIB. Esta aseveración contiene dos falacias: 1.) suponer que la carga tributaria está equitativamente distribuida y 2.) suponer que el concepto de “barato” o “caro” depende sólamente del costo y no de los beneficios.

Sobre lo primero, se ha establecido que la mayor parte de la recaudación fiscal se obtiene de una pequeña minoría de los ciudadanos que integran la economía formal, y de estos una minoría aún más pequeña paga más de la mitad. Por lo tanto, el 9.9% es engañoso porque solo de casualidad existirá una persona que pague esto como porcentaje de sus ingresos. En la realidad hay millones que pagan 0% de impuestos y hasta reciben transferencias a su favor gracias a la política de compra de votos de los Colom, y hay miles que pagan mucho más que 9.9% sin recibir nada a cambio. ¿Para quién entonces es “barato” el gobierno?

La segunda falacia se refiere precisamente a lo que se recibe a cambio de nuestros impuestos. Algo puede ser barato o caro sólo en términos relativos. Si yo le digo que le vendo “algo” a Q100, usted no podrá evaluar si es barato o caro a menos que le describa ese “algo” que le estoy vendiendo.  Si es un jocote, ciertamente sería el jocote más caro que le hayan ofrecido. Pero si es un carro último modelo el que le estoy vendiendo a Q100, entonces sería la ganga del siglo. Velásquez dice que el aparato público es “barato” a 9.9% del PIB sin describir lo que nos compra. A quienes pagamos los impuestos el gobierno no nos ofrece seguridad, ni salud, ni educación, ni buena infraestructura. Por lo tanto, resulta carísimo lo que actualmente pagamos por él.

Anuncios

Written by craguilar

julio 22, 2010 a 10:40 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: