Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Estragos en la USAC

with one comment

El rector de la USAC está muy satisfecho porque la universidad se recuperó “sin violencia.” Entre las prebendas otorgadas a los encapuchados que clausuraron por la fuerza a la universidad durante 54 días —a un costo de 184 millones de quetzales, según un estimado— está la amnistía total.  No podrán ser perseguidos penalmente, ni hoy ni en el futuro, por el perjuicio que le provocaron al estado guatemalteco y a los estudiantes.

Esto es lo que pasa por una resolución exitosa en Guatemala.

En cualquier país civilizado, cuando un grupo de personas toma por la fuerza un bien público, la respuesta de las fuerzas de seguridad es tan inmediata como certera. Este es el requisito de vivir en un estado de derecho: por justa que creas a tu causa no puedes promoverla atropellando la legalidad y el derecho de los demás. Inténtalo y la cruel bota del imperio de la ley descenderá sobre tí antes de que puedas cantar “el pueblo unido jamás será vencido.”  Esto es lo que ocurre en países verdaderamente libres donde las leyes se hacen cumplir. Esta es la diferencia entre países prósperos donde la gente quiere vivir y países miserables de donde la gente quiere huir.

Guatemala, firmemente ubicada en el segundo grupo de países, hace gala de funcionarios que no creen en el imperio de la ley sino en el imperio de los privilegios. Y que no quede ninguna duda de que esto es el resultado de decisiones políticas. El presidente tiene la potestad de desplegar a la policía y al ejército para imponer el orden. El hecho de que no lo haga —o más bien, que lo haga en algunos casos mas no en otros— revela la profunda corrupción de la que adolece.

Hoy estamos conociendo los estragos que dejaron atrás los encapuchados: productos inservibles, experimentos perdidos, pacientes desatendidos. Cuestionado sobre estas pérdidas, uno de ellos contestó: “nosotros no tuvimos nada que ver con los daños que dicen; son resultado de las inclemencias del tiempo.” Algo así como que si yo le vedo el acceso a su casa durante 2 meses y en consecuencia se arruina toda su comida y se mueren sus mascotas, eso no es culpa mía sino de las “inclemencias del tiempo.” Afortunadamente para el encapuchado, el rector de la USAC y el presidente de la nación comparten esta noción.

Anuncios

Written by craguilar

octubre 5, 2010 a 3:46 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Aca un grupito de patojos sin nada que hacer, se creen copias del cheguevara, y todo creen injusto, la verdad no lograon nada, solo estorbar, y awebarse las consecuencias de sus actos!

    JDAO

    octubre 6, 2010 at 1:16 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: