Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Michael Moore, más castrista que Castro

with 2 comments

Cuando me enteré de que Cuba había prohibido la exhibición del “documental” Sicko de Michael Moore me extraño muchísimo. ¿Por qué un regimen marxista obsesionado con su imagen en el mundo se opondría a una representación tan positiva de su sistema de salud?

Ahora Wikileaks nos da la respuesta: el gobierno revolucionario la proscribió internamente porque pintaba una representación tan inverosímil del sistema cubano que temía provocar una revuelta popular.

En la cinta, Moore, burlándose del sistema estadounidense, lleva a unos gringos para que sean atendidos por el supuestamente superior monopolio público de la isla comunista. Por supuesto que estos pacientes no fueron llevados a una de las pocilgas donde el típico cubano recibe atención médica, sino a un hospital especial donde van extranjeros y VIPs del regimen —hecho que el consumado propagandista oculta del publico. Fue tan indigesta la mentira de Moore, que los médicos cubanos a quienes se les mostró se levantaron y abandonaron el cine antes de que terminara. El gobierno cubano se dio cuenta inmediatamente de que no podía exhibirla sin generar una reacción similarmente dispéptica entre la población, acostumbrada como está a dilapidados hospitales sin medicinas e infestados de pulgas.

Moore niega que Cuba haya censurado su película y dice que el informe de Wikileaks es una mentira del departamento de Estado. Para quienes siguen las payasadas de Moore (que aportó $20,000 de su dinero para pagar la fianza de Assange), cuando Wikileaks reporta algo antiyanqui entonces es 100% confiable, pero cuando revela algo en contra de él entonces es un vil rumor que los medios deberían censurar.

No sé si Cuba proscribió total o parcialmente la película de Moore, porque la historia en la isla es lo que el regimen decida hoy que es, como decía el viejo dicho soviético: “en la URSS el futuro siempre es conocido; es el pasado que cambia constantemente.” Pero lo que debería quedar claro es que Moore es un apologista de la dictadura más longeva del hemisferio occidental, y sus fans son tontos útiles a la usanza de Lenin.

 

 

 

 

Anuncios

Written by craguilar

diciembre 18, 2010 a 11:38 pm

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estimado Carlos Aguilar: Aunque atrasado, he leido la entrada de su blog y aunque ya ha de saberlo, en realidad el documental SICKO de Michael Moore fue exhibido en Cuba en el programa de debates de CubaVisión, y que en realidad los que estaban mintiendo era la oficina de intereses de EUA (SINA) con tal de desprestigiar a Moore y a Cuba. Dicha información puede verla en Rebelión.org
    Saludos.

    carlos fajardo

    enero 15, 2011 at 10:23 pm

    • Estimado Sr. Fajardo:

      Gracias por su comentario. Como escribí en mi post, quién sabe a quien creerle en un país donde no hay medios independientes y todo pasa por el censor gubernamental. A mí me daría vergüenza fabricar propaganda para una dictadura. Claro que Moore no conoce la vergüenza por lo que hasta alardea de su función como Leni Riefenstahl de Castro.

      craguilar

      enero 17, 2011 at 9:35 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: