Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Los Desvaríos de Ancheyta

with one comment

El repudio a la cínica maniobra del divorcio es casi universal, pero un par de apologistas del regimen siguen buscándole tres pies al gato. Tal es el caso de Francisco Ancheyta, el izquierdista residente de Siglo XXI, que escribió lo siguiente:

En la capital, donde hay un fuerte sector clasemediero y orgulloso que detesta a los pobres y a los provincianos, era seguro de que la reacción sería de agresividad total. […] Las presiones contra la nominación de la oficialista Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) han sido muy estridentes. El odio que genera entre los clasemedieros la administración del presidente Colom se hace extensivo hacia su futura ex esposa. Con ellos no hay grises. Todo es en blanco y negro.

Uno sabe que está leyendo a un socialista cuando sale el cuento de los “sectores.” Bajo el paradigma marxista, no hay individuos ni opiniones individuales sino sólo sectores con intereses de clase.

El “clasemediero”, según Ancheyta, está consumido por un odio a los pobres y a los “provincianos” (¿?) y por eso adversa a Sandra Torres. Aceptemos por un momento a esta ridícula premisa. ¿Qué tiene que ver con el divorcio? El argumento de Ancheyta es que la reacción agresiva obedece al odio hacia los pobres, pero si fuera así, entonces, ¿por qué recrudece con la noticia del divorcio? Sandra Torres viene autoproclamándose paladín de los pobres desde que entró de brazo del presidente a Casa Presidencial, e incluso antes para quienes se han adentrado en la oscura y misteriosa historia de esta señora. Sus credenciales de luchadora de clases estaba más que afianzada antes del divorcio, gracias a declaraciones como las que hizo en la crisis de Rosenberg, cuando explotó el resentimiento social en contra de estudiantes de universidades privadas “bien vestidos y perfumados.” Si la clase media odiara a Sandra por ser defensora de los pobres entonces la odiaría independientemente de su estado civil. El argumento de Ancheyta es un non sequitur.

La cuestión es: ¿por qué se divorció Sandra?  En su columna, Ancheyta describe todos los elementos necesarios para responderla; sin embargo carece de la capacidad o de la honestidad intelectual para hacerlo. Según él, “Sandra, quien expresa su amor por Guatemala, al extremo de sacrificar su matrimonio por el Presidente” se está martirizando amorosamente para salvar a su patria. Esta es una interpretación posible, supongo. Otra interpretación es que desborda tanta ambición por el poder y le tiene tanto miedo a terminar como Alfonso Portillo que su matrimonio no representa para ella más que un trivial obstáculo.

Para hacer la primera interpretación debemos suponer que Sandra se cree a sí misma la salvadora de este pueblo. Eso es lo que llamamos caudillismo —la creencia de que una persona y sólo una persona tiene en sus manos la salvación de una nación—, y es la típica actitud de los tiranos. ¿Esto es lo que Ancheyta cree que Sandra cree? ¿No hay nadie más en el partido UNE o entre los allegados políticos a la pareja presidencial que pueda continuar con la antorcha de Cohesión Social y los demás programas supuestamente redentores de este pueblo, sin que implique disolver el más sagrado de los vínculos familiares?

Por supuesto que Álvaro y Sandra conocen a otras personas capaces y comprometidas con el proyecto, pero esta no es la intención de fondo. El mismo Ancheyta escribe:

Es evidente que a la presidenciable de la UNE le hace falta fogueo político, pues titubea y habla entrecortadamente cuando está frente a las multitudes. Un político con oficio no tiene por qué hacerse para atrás cuando es invitado a debatir, y de eso se trata el puesto de Presidente de la República. Éste debe ser un experto para pensar, hablar y actuar con rapidez. Quien tiene estos atributos se puede decir que es un político nato.

Los oficialistas deben actuar rápido. Están obligados a buscar una segunda opción si quieren continuar al frente del Gobierno. Para doña Sandra lo más prudente es que se lance a conquistar una curul en el Congreso, donde puede absorber la experiencia que requiere como política.

¡Ajá! Así que Ancheyta admite que Sandra Torres no es la candidata idónea, al menos no todavía. Si él lo sabe, entonces el resto de dirigentes uneístas también lo saben. Ellos han estado trabajando con la candidata desde hace años para superar estas limitaciones, sin éxito. Así que la interpretación de que ella se divorció porque se cree la única capaz de salvar a este país es evidentemente falsa. Tanto ella como su equipo saben que sus inexistentes habilidades retóricas son una amenaza en contra del proyecto socialdemócrata en tanto hacen más probable la victoria de la oposición. Por lo tanto, las razones por las que se divorció e insiste en ser candidata no tienen nada que ver con este proyecto, cuya continuidad —hasta el mismo Ancheyta reconoce— sería más probable con una “segunda opción.”

Así que pregunto de nuevo, ¿por que se divorció Sandra? ¿Por qué insiste en ser ella la candidata? Si Ancheyta siguiera sus propios escritos a su lógica conclusión, quizá se sorprenda de ver que piensa igual que los “clasemedieros” que supuestamente odian a los pobres.

Anuncios

Written by craguilar

marzo 27, 2011 a 12:37 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Mi lógica enfatiza que Sandra Torres de Colom se proclamaba “… paladín de los pobres…” desde que inició acciones para convertirse en guerrillera.
    ¿Por qué nadie de la prensa ha sacado a colación ésto. Así como que ella siempre fue, hasta hace casi cuatro años, guía y comandante de actores de primera fila?
    Así mismo, ¿por qué no se publican constancias de cuánto dinero ha pasado por ‘sus manos’. Comparar la realidad existencial con lo propagado como llevado a cabo. Así llegar a un número base de la sospecha del monto que se ha robado. Creo que Portillo se queda ‘chiquito’ en comparación.

    Rodolfo Rivera Sandoval

    marzo 28, 2011 at 10:08 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: