Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Fallo Portillo: Más de lo Mismo

with 3 comments

¿Qué puede decirse del fallo que puso en libertad al Pollo Ronco? ¿Causa indignación? Por supuesto. ¿Es inesperado? No. En un país donde el 98% de los delitos no llegan a juicio, cualquier fallo es una rareza, como hallar un diamante encrustado en una piedra. Lastimosamente, la mayoría de esos diamantes resultan ser vidrio de botella porque cuando llega el fallo no es más que una pantomima de jurisprudencia. Ni puede decirse que aquí se compra y se vende la justicia, porque para comprar y vender algo primero tiene que existir. Es más correcto decir que en Guatemala se comercian multas y alojamientos en prisión.

Las dos juzgadoras que resolvieron a favor del ex presidente cleptómano, una tal Coralia Contreras y Patricia Deras, de quienes sus padres e hijos (si los tienen) han de estar muy orgullosos, desestimaron todas las pruebas ofrecidas por el MP. Entre éstas, el testimonio de dos personas directamente involucradas en el desfalco. El argumento esgrimido por las juzgadoras es que como estas personas participaron del delito entonces no son confiables, curioso principio que anularía todas las condenas logradas gracias al testimonio de colaboradores eficaces. Según ellas, para que un testimonio sea probatorio tiene que provenir de un ciudadano modelo, y como Portillo tuvo la previsión de rodearse sólo de fichitas como él, no tiene de qué preocuparse.

Pero esto no es lo más triste. Lo verdaderamente descorazonador es el trasfondo cultural que hace que todo esto sea posible. Afuera del tribunal quemaron cuetes para celebrar la exoneración del ladrón. Algunos beneficiarios de la piñata eferregista, los “ex PAC”, amenazaron con manifestaciones violentas si el tribunal condenaba a su benefactor. ¿Dónde están las protestas en contra de la absolución? En ninguna parte. Es éste un pueblo acostumbrado a la injusticia —coexistimos cómodamente con ella. Lea los comentarios publicados en los periódicos en internet e incluso de algunos de sus conocidos menos educados de Facebook. Por cada persona indignada por el fallo hay otra que lo celebra, y no porque crean que Portillo no fue un ladrón. Todos los guatemaltecos saben que Portillo robó. Lo defienden porque “todos roban” pero al menos Portillo mantuvo el precio de la canasta básica. He allí el límite de la sensibilidad moral del chapín promedio: si me beneficias a mí también, te perdono cualquier cosa. ¿Cómo puede sorprendernos que tengamos funcionarios corruptos? Son la sal de esta tierra. Son nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros hermanos.

Otros que quemaron cuetes fueron los Colom Torres. Si no condenaron a Portillo, tampoco los condenarán a ellos. Que siga la fiesta.

¿Qué depara el futuro para Pollo Ronco y Cia.? Una diputación, probablemente. Ese es el premio con que esta sociedad condecora a sus mejores ladrones. Pero también penden procesos de extradición en su contra, de un par de países donde no es tan fácil comprar juzgadoras. Ojalá prosperen esas incursiones imperialistas. Si algo demostró el fallo de ayer es que lo que más necesita Guatemala es intromisión extranjera.

Anuncios

Written by craguilar

mayo 10, 2011 a 11:48 am

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. DECÍS QUE “TODOS ROBAN”. PERO GENERALIZAR ES UNA ESTUPIDÉZ. Y SI “TODOS ROBAN”, PUES VOS TAMBIÉN ROBÁS. Y SI TENÉS PRUEBAS QUE ALFONSO ES LADRÓN, SI TE CONSTA, ALLI ESTÁ EL M.P. EN DONDE PODÉS PRESENTAR LAS PRUEBAS QUE TENGÁS. Y NO ESTAR HABLANDO POR GUSTO, POR OFENDER, POR NO TENER QUE HACER.

    Amós Gómez

    mayo 10, 2011 at 10:25 pm

    • “Todos roban”, dicen los defensores de Portillo. Por eso está entre comillas en mi publicación.

      Ah, y la clásica defensa de “presente las pruebas.” Si me dieran Q1 cada vez que algún corrupto sale con eso ya sería millonario. Es un fiel reflejo de nuestro sistema que en vez de ser de leyes es de legalismos; un sistema kafkiano de papelitos estériles y tecnicismos que de justicia no tiene ni el parecido. El corrupto se escuda en él precisamente cuando las evidencias se le ponen en la cara.

      ¿Acaso soy el MP para presentar pruebas? Las pruebas contra Portillo se presentaron al juzgado. Están ampliamente documentadas en los periódicos. Cheques. Testimonio de al menos 5 personas involucradas. Los estados de las cuentas de donde sacaron la plata en efectivo. En fin, suficiente evidencia para convencer a una de las tres juezas, y suficiente evidencia para que tanto Estados Unidos como Francia abran proceso de extradición contra el archiladrón de Portillo. O qué, ¿también es conspiración política contra Portillo la de los gringos y los franceses? Por favor.

      craguilar

      mayo 11, 2011 at 3:56 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: