Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Vos, Vamos a Bloquear una Carretera

leave a comment »

Viendo las manifestaciones de estos días —de supuestos maestros y salubristas— haciéndole la segunda al monigote impotente que dice ser presidente, ya no sé cómo definir a una manifestación popular. En otros tiempos necesitabas reunir al menos a unos 100 inconformes para organizar un bloqueo o quema de llantas. (No debería ser tan difícil encontrar en este país a un ciento de desocupados dispuestos a aplastarse en una carretera para que el Estado les tire un hueso.) Pero ahora aparecen 8 o 9 pelones que ni ajustan para la chamusca a tapar una carretera, perjudicando a miles de personas, por no hablar de los millones de quetzales que la economía pierde, y nadie hace absolutamente nada.

Mi pregunta para el gobierno es: ¿cuántas personas tienen que acompañarme para que ustedes defiendan mi “derecho constitucional” a manifestarme impidiendo la locomoción de los demás?

Es una cuestión importante, porque entre menor sea este número, menor es el costo de organizarse para paralizar al país, y en consecuencia mayor el incentivo para que cualquier cuchubal, tropa de Boy Scouts o banda de rock-ska busque algún favor a través de la coacción. Y supongo que entre menor el número de sapos, menor es la obligación del gobierno de respetar su supuesto derecho a bloquear la vía pública, por aquello del “bien común” que me enseñaron en el colegio es lo que persigue el gobierno. Como ya ví que no se necesita ni 20 personas para que el gobierno haga valer el interés de la mayoría, entonces urge aclarar con las autoridades cuál es el número mágico. ¿10 personas? ¿5?

Porque hoy mismo puedo organizar entre familiares y amigos a unos 5 para ir a bloquear Las Américas para protestar Pasos y Pedales.

La cantidad de manifestantes que bloquean exitosamente las carreteras es directamente proporcional a la percepción que tienen de la fuerza del Gobierno de Guatemala y su voluntad por defender los derechos de la mayoría. Como este gobierno es percibido como débil e indispuesto a cumplir sus funciones esenciales, entonces los intereses minoritarios que buscan doblegar el poder público a su voluntad tampoco requieren mayor fuerza. Si el próximo gobierno está interesado en rescatar el respeto que le corresponde en la sociedad, deberá empezar por cumplir su deber constitucional de garantizar la libre locomoción de los ciudadanos.

Anuncios

Written by craguilar

septiembre 1, 2011 a 12:01 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: