Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Esperando Un Hueso Verde

with one comment

Nuestros gobernantes han encontrado una nueva forma de mendigarle a los países ricos. El cambio climático (otrora “calentamiento global” antes de que la Tierra experimentara muy inconvenientemente 13 años al hilo sin calentamiento) es la nueva consigna para hacer fluir esos dolaritos culpables hacia los bolsillos de la granujería tercermundista.

Mauricio Funes, el inconsecuente presidente de El Salvador, dijo en otra inconsecuente cumbre de presidentes centroamericanos:

“No es posible (…) que otros países son responsables de la producción de emisiones de CO2, que son los que traen problemas en países vulnerables como los nuestros, y que nosotros sigamos poniendo los muertos y (…) la destrucción.”

Funes es un periodista, no un científico. Los periodistas, en su vasta mayoría, se han dedicado a tocar incesantemente ese tamboril del calentamiento global cambio climático que es, en el fondo, un proyecto político para transferir grandes sumas de dinero hacia el sector público y a empresas “verdes” conectadas políticamente. Hay quienes dicen que es un movimiento sandía —verde por fuera, rojo (socialista) por dentro—, pero el verdadero motivador es el lucro. La avaricia no tiene ideología.

General Electric es una corporación que ha invertido miles de millones en tecnologías “verdes” que requieren del apoyo gubernamental para ser rentables. Para garantizarse un buen retorno, GE aportó fuertemente a la campaña de Barack Obama, y su CEO Jeffrey Immelt se hizo integrante titular del Consejo Presidencial para “Crear Empleos.” A cambio de su apoyo económico y propagandístico (GE era la dueña de la cadena NBC), la administración de Obama ha derramado miles de millones de dólares de fondos públicos sobre GE y otras compañías que le apostaron a la ecohisteria. Una de estas compañías —Solyndra, fabricante de páneles solares— hizo noticias recientemente al perder $500 millones de los tributarios estadounidenses.

Con tanto dinero volando, no me sorprende que nuestra clase política también busque un pedazo de esta acción. Ni por un segundo les cohibe el hecho de que no es posible vincular a un fenómeno de largo plazo con eventos meteorológicos específicos. ¿Acaso no son los mismos ecohistéricos que nos advirtieron de no generalizar a partir de notables eventos de frío extremo e inusual, como esta helada histórica en Europa? Bueno, si no es válido usar eventos de frío para refutar al calentamiento global, ¿por qué es válido usar eventos de lluvia para demostrarlo?

La realidad es que ninguno de los dos son científicamente válidos, pero la ciencia no le importa a nuestros políticos corruptos. Ellos prefieren distraer de las verdaderas causas del desastre —las condiciones precarias de vivienda de nuestra gente pobre— y velar bajo la mesa de los países ricos hasta que les tiren un hueso.

Anuncios

Written by craguilar

octubre 25, 2011 a 9:39 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Eso de la sandia esta buenisimo no lo habia visto de esa manera, yo lo miraba como que solo cambiaron del rojo al verde

    Bobby

    noviembre 2, 2011 at 4:30 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: