Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

¿A tirar la toalla?

with one comment

Nadie dijo que iba a ser fácil despenalizar las drogas. Sabíamos que distintos actores se iban a oponer por distintas razones, a saber:

1.) El gobierno de Estados Unidos porque, mientras no haya viabilidad política para legalizar el consumo doméstico, deberá mantener la guerra, la cual prefiere en Latinoamérica donde los muertos son latinoamericanos y no en las calles de Estados Unidos donde serían las balaceras —como en la década de los 20’s durante la Prohibición— si decidiéramos ponerle el problema en su puerta.

2.) Los gobiernos lacayos de los Estados Unidos, como El Salvador y Honduras, que prefieren seguir recibiendo ayuda militar y permisos temporales de trabajo para sus emigrantes que salvarle la vida a sus propios ciudadanos.

3.) Los gobiernos con intereses económicos en la penalización, como es el caso de Panamá, lavador de dólares por excelencia.

4.) Los organismos internacionales que dependen de la Guerra contra las Drogas para justificar su existencia y su presupuesto, como la JIFE de la ONU.

5.) Los narcotraficantes, cuyo cartel y astronómicas ganancias son el resultado directo de la Guerra contra las Drogas.

No hay incentivo económico ni político para quienes adversan la malhadada Guerra. Ni Vicente Fox ni Fernando Henrique Cardoso pueden ofrecerle a Mauricio Funes millones de dólares para que deje de sacrificar a su gente por la seguridad de los gringos. Lo único que pueden hacer es apelar a su sentido común y su decencia, monedas sin valor para nuestra clase política.

Pero sorprende que hasta periodistas, en este caso el editorialista de Prensa Libre, se unan al coro prohibicionista (¡no solo de drogas sino del debate!), recriminando al gobierno de Otto Pérez que admita “su error a la mayor brevedad posible” e inicie “investigaciones internas indispensables para conocer las causas por las que surgió la iniciativa.” ¿Desde cuándo se debe “deducir responsabilidades” por introducir al debate una solución pacífica? ¿De qué manual medieval de periodismo sacaron que las propuestas deben vetarse bajo la mesa con medio mundo antes de que sean presentadas públicamente? Sugiero mejor que Prensa Libre admita su error y deduzca la responsabilidad de quien publicó semejante idiotez.

En cuanto a la iniciativa de Otto Pérez, el siguiente paso es promover la despenalización en Guatemala. Si realmente cree en la idea de despenalización y no es simplemente un ardid para extorsionarle concesiones a Estados Unidos, que presente un proyecto de Ley en el Congreso. Nuestra Constitución no dice nada de respetar los deseos de Estados Unidos, sus lacayos, la ONU y los narcotraficantes.

Anuncios

Written by craguilar

febrero 29, 2012 a 12:16 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Estoy de acuerdo con casi todo lo escrito. Lo único que no -y me sorprendió- fue que a nuestro Presidente no le reconociste su título -antes de su nombre-. Y ésto, por escrito, implica claramente que lo estás ‘bajando’ de nivel.

    Rodolfo Rivera Sandoval

    marzo 1, 2012 at 5:07 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: