Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Servilismo Funesto

with one comment

Según los medios, en la cumbre convocada por Otto Pérez en Antigua Guatemala para discutir nuevas formas de lidiar con el narcotráfico, el presidente salvadoreño Mauricio Funes le acarreó el agua al Tío Sam, haciendo las llamadas a sus colegas centroamericanos para advertirles que, de asistir a la cumbre, los gringos “no harían los desembolsos de créditos y donaciones previstos para septiembre.”

De ser un líder regional, aquel país donde José Matías Delgado, Nicolás Aguilar, Juan Manuel Rodríguez y Manuel José Arce dieron el primer grito de Independencia, El Salvador se ha vuelto en un lacayo de intereses foráneos, un peón confiable que vende su soberanía por permisos temporales de trabajo y donaciones gubernamentales. ¡Qué vergüenza!

¿Qué no se supone que el FMLN (el partido al que pertenece Funes) era un baluarte en contra del imperialismo yanqui?  ¿Qué sentido tiene para nuestros pueblos persistir en un curso de acción que durante décadas sólo ha generado muerte, gasto y corrupción, sin que por ello se logre reducir de modo apreciable el tránsito y consumo de drogas en el hemisferio? ¿Qué responsabilidad tenemos los centroamericanos de evitarles a los estadounidenses la oportunidad de encarar las consecuencias violentas de su política prohibicionista en sus propias ciudades? La respuesta a estas preguntas es un lamentable recordatorio de la falta de patriotismo y corrupción de nuestra clase política. No hay compromiso histórico ni conjunto de ideales, ni evidencia científica alguna que les haga olvidar el dulce sabor del soborno.

Anuncios

Written by craguilar

marzo 27, 2012 a 4:24 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. La influencia norteamericana -económica y cultural- para con Centroamérica es significativa. Así como a nosotros no nos gusta que se nos impongan, tampoco a ellos. Sobre todo cuando su gobierno está guiado por un representante cuya popularidad va de picada, para abajo. ¡Tengamos paciencia!
    Recordemos que en la guerra no siempre se ganan todas las batallas, aunque el triunfo final nos favorezca.
    Nuestros presidentes están conscientes al respecto. Poco a poco irán configurando argumentos y proyectos que van atraer al resto del mundo -no únicamente a Estados Unidos de Norteamérica-.
    Sin embargo para lograrlo es necesario que nosotros, el ciudadano común y corriente, así lo manifestemos.

    Rodolfo Rivera Sandoval

    marzo 28, 2012 at 12:03 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: