Nueva América Central

Todo empieza en nuestras mentes

Posts Tagged ‘corrupcion

Prioridades

leave a comment »

Sin importar quien gane las elecciones, un país culturalmente tercermundista seguirá siendo en todos los demás aspectos tercermundista. De Mano Aguada a Mano Dura no hay sino un cambio de estilo. Es el traspaso de mando de una clica corrupta a otra clica corrupta. Algunos beneficiarios cambian mientras que los más astutos y experimentados se adhieren al gasto público cual bálano en el casco de un barco que cambia de capitán cada 4 años. Piénsese en los dueños del cartel de fertilizantes y las medicinas, por mencionar dos ejemplos. Hace un par de años fueron financistas del equipo verde, pero en la última contienda financiaron al equipo naranja. La fortuna siempre les favorece porque el juego está arreglado. Cara, ellos ganan; escudo, nosotros perdemos. Esto de la “democracia” se ha vuelto el mejor negocio en Guatemala: mínimo riesgo, grandes rendimientos. La única barrera de entrada es la moral. Cualquiera sin escrúpulos y un poco de capital para financiar campañas puede participar.

Y aquí es donde regresamos al tema de la cultura, porque en un país habitado por gente sin escrúpulos estas cosas son lo más lógico y natural del mundo. En un país habitado por gente que cree que es su legítimo derecho impedirle el paso a otras personas porque no están recibiendo algo que quieren del gobierno, y por apologistas de este comportamiento, la buena moral es una anticuada sensibilidad. En un país donde la gente acepta una “democracia” que consiste en votar por banderitas que esconden a decenas de parásitos anónimos, solo para que estos parásitos cambien de lealtades antes de sentarse por primera vez en su curul, no sorprende que acepte también las maniobras sucias que los periódicos reportan todos los días y que pasan tan desapercibidas como los 15 asesinatos diarios.

Para muestra, un botón. Entre noticias de toma y destrucción de una prisión de “alta seguridad”, incautación de armas y celulares, y demás síntomas de un sistema penitenciario desfinanciado donde los reos viven en condiciones de hacinamiento y anarquía, se publica un decreto de compra de aviones militares por un costo de $170 millones que servirán para pelear la Guerra contra las Drogas. Sí, la misma Guerra que Otto Pérez calificó como un desperdicio y un fracaso. ¿Cuántas prisiones podrían construirse con $170 millones? ¿Cuántos guardias de seguridad y policías podrían contratarse y capacitarse? Pero eso no importa, porque la prioridad aquí es pagarle a los financistas de campaña. Ah sí, los aviones los vende Embraer de Brasil y el representante de Embraer en Guatemala es el mismo dueño de DISAGRO, el de los fertilizantes. Equipo verde, ellos ganan; equipo naranja, también.

Written by craguilar

noviembre 20, 2012 at 12:26 pm

Consejos para el futuro presidente

with 2 comments

Aquí van unas recomendaciones no solicitadas para Otto Pérez:

1.) Cumpla su promesa de campaña.

No me refiero a las promesas, sino a la promesa. Todos entendemos que los candidatos prometen un montón de cosas que no pueden cumplir. Pero la única razón por la que lo eligieron a usted es porque realmente creyeron que podía cumplir la promesa central de su campaña de brindar seguridad. Si logra esto, aunque falle en todo lo demás, su gobierno será calificado como un éxito. Si hace muchas cosas pero no mejora sustancialmente la seguridad, su gobierno será visto como un fracaso.

2.) Ordene las finanzas primero, después hable de cambiar impuestos.

Ya cometió su primer error al pedir más tributos cuando ni siquiera conoce a fondo la situación financiera que le va a dejar su antecesor. Si los contribuyentes no quieren pagar más impuestos, no es porque quieran ver al gobierno en bancarrota sino porque están convencidos de que lo que ya tributan se roba o se desperdicia. Su antecesor presidió al gobierno mejor financiado de toda la historia de este país, y allí tiene los resultados.

Analice el gasto primero. Priorice. Reduzca la corrupción. Busque eficiencias. Recorte burocracias inútiles. Si después de hacer esto todavía necesita más recaudación, entonces tendrá la autoridad moral para exigirla. La gente decente reconocerá el esfuerzo que ha hecho y lo apoyará. El primer lugar donde debe ir a buscar impuestos es en el 80% de la población que actualmente no los paga. Empiece en la Terminal.

3.) Combata la corrupción

Usted ya tiene tachas que nos hacen dudar de su honradez. Su partido tiene integrantes de mala reputación. Pero el pasado no hace al futuro. En su poder está hacer un buen gobierno, para lo cual es indispensable cumplir con el pacto de confianza que ha hecho con el pueblo. La corrupción no sólo incrementa el costo del gobierno —haciendo imposible cumplir con la segunda recomendación—, sino que reduce el acompañamiento que necesita de la población para ser eficaz. Sin la confianza de los gobernados, todo lo que intente será contra corriente. Todo lo que haga estará manchado. No podrá combatir la delincuencia si su equipo está ocupado cometiendo delitos. Olvídese de las facturas políticas. Si alguien apoyó su campaña esperando favores ilícitos, ese es problema de ellos. Usted es intocable y tiene todo el poder que necesita para hacer un gobierno transparente.

4.) Renuncie a la Guerra contra las Drogas

Es una guerra perdida. Representa un costo en sangre y riqueza que no podemos sufragar. El narcotráfico es el resultado inexorable de algo que está más allá de su área de influencia —la demanda masiva de drogas en el Norte. La infiltración del narcotráfico en nuestras instituciones se debe a esta guerra, no al narcotráfico mismo. Sin la guerra que el gobierno le ha declarado, ¿qué incentivo tiene el narcotraficante para comprar policías y jueces? Todo lo que el narcotraficante busca es mover droga del punto A al punto B. Si soborna, si secuestra, si asesina —todo lo hace en función de cumplir con lo anterior. Elimine las restricciones a mover droga en el territorio nacional y eliminará los sobornos, los secuestros y los asesinatos imputados a dicha actividad.

Que los Estados Unidos pelee esa guerra si lo desea. Que se queden con las migajas que nos tiran para poner los muertos. Eventualmente se darán cuenta de que esta guerra es tan estúpida como la Prohibición que impusieron al alcohol en los años ’20s. Terminada la Prohibición, terminados los Al Capone. Como presidente, usted debe ser visionario y audaz, y reconocer que ese es el desenlace ineludible. Entre más temprano lo aceptemos y dejemos de sacrificarnos para pelear contra molinos de viento, mejor. Únase a Vicente Fox y otras figuras públicas que ya vieron la luz.

Written by craguilar

noviembre 8, 2011 at 11:56 am

Despreciable hasta el Final

with one comment

El gran perdedor de la contienda de hoy tiene que ser Álvaro Colom. Se arrastra en Casa Presidencial como una sombra de la figura esmirriada que entró allí hace cuatro años. Al preguntársele de qué se lamenta al dejar un país donde 16 mueren violentamente cada día y la infraestructura se hace pedazos, responde únicamente que no logró la Reforma Fiscal. Claro. Hubiera querido engordar aún más las cuentas de sus testaferros para asegurarse un exilio palaciego. No le bastaron todos los negocios que hizo durante cuatro años en los que el gobierno gastó más de lo que cualquier gobierno guatemalteco logró gastar en el pasado, en el proceso enterrando a futuras generaciones en montañas de deuda, sin que por ello pueda mostrar una sola nueva carretera, un nuevo puente, un nuevo hospital, u obra alguna de las que antaño legaban hasta los sátrapas más miserables.

Llorón salió el desgraciado. Colom no ha tenido que pellizcarse muy profundo para soltar el llanto. Pero sus lágrimas no caen por las numerosas víctimas mortales de su negligencia —más de 20,000 a la fecha—, sino por las vacas sagradas de cuya profana adoración ha ganado políticamente. No lloró por haber designado al menos a dos delincuentes como ministros de Gobernación (Gándara y Velásquez), encargados como estaban con la seguridad de los guatemaltecos; ni por haber enlodado el prestigio de su país cuando fue a condecorar a Fidel Castro con el máximo honor que un presidente guatemalteco puede conferir, sin que tan siquiera fuera recibido por el dictador. No lloró tampoco cuando el ciclo lectivo de las escuelas públicas fue acortado a la mitad por sindicalistas voraces, mermando las escasas posibilidades de desarrollo que tienen los más desaventajados en nuestra sociedad. Pero balbuceó compungido por gratitud hacia el responsable de esta ignominia, el sindicalista Joviel Acevedo, de quien derivó grandes cuotas de poder a costilla de los niños.

No sorprende que al final se haya aliado al peor de todos los candidatos, a aquel que cortaron de la misma tela deshonrosa —Manuel Baldizón. Sólo el corrupto salva al corrupto. En esto contaba también el otro incondicional de Colom, Alfonso Portillo. Pero a pesar de todos los regalos y dinero sucio que distribuyeron entre el segmento más manipulable de la población, creyéndolo susceptible a vender su voto, no contaron con el elemental sentido de decencia de la mayoría de los guatemaltecos. Esta decencia, que para Colom es tan foránea como el buen gusto, se encargó de ponerle fin a su vergonzosa carrera política. Ojalá que la misma medida de justicia que está siendo aplicada sobre Portillo caiga sobre Álvaro Colom, Sandra Torres y toda su despreciable pandilla.

Written by craguilar

noviembre 6, 2011 at 7:34 pm

Sólo un pájaro de un tiro

with one comment

Ah, el Congreso de Guatemala, cueva de ladrones. Los diputados mutilarán la ley de extinción de dominio –a puerta cerrada por supuesto- para que el estado pueda decomisar bienes de narcotraficantes pero no de políticos corruptos.

Mario Taracena, el diputado misógino, por primera vez habló la verdad cuando dijo que hay diputados que hacen “milagros financieros” porque con Q25,000 de salario compran mansiones. Y es que no es ningún secreto que ser electo diputado es como ganarse la lotería. El típico candidato a diputado (espécimen con imaginación de mendigo y ambición de magnate) tiene como mayor aspiración en la vida insertar su nombre en el Listado Nacional de Partiducho X fundado por algún zascandil carismático de quien es compadre o arrimado, para así ganarse una curul que convertirá en un tienda donde venderá su voto a cambio de jugosas comisiones y contratos de obras públicas. Así es como hombres y mujeres con salarios de funcionarios públicos viven como millonarios.

Es realmente chistoso ver como se hacen un nudo explicando su movida descarada.

Pablo Duarte, el más execrable de todos los execrables diputados unionistas, dice que el cambio es necesario para que no se vuelva una “cacería de brujas” y una persecución de “personas inocentes.” Una lágrima roza mi mejilla. “Un gobierno que tenga un enemigo político puede usar eso contra él”, se quejó.

Es irónico que esto lo diga un lacayo de Álvaro Arzú, quien se ha vuelto un aliado incondicional de Los Colom, quizá por todos los negocios que están haciendo con el transporte. Y aunque realmente fuera enemigo político del gobierno, ¿acaso éste no podría usar cualquier otra ley en su contra? Es tan fácil acusar a un diputado de narco como de corrupto. Además seguiría gozando del derecho a antejuicio, gracias al cual todavía están cómodamente apoltronados en el hemiciclo Eduardo Meyer y Rubén Darío Morales, los que jinetearon dinero del Congreso en MDF.

Hablando de MDF, ¿ya se les olvidó que Mano Dura también recibió su chequecito por esta transacción? Qué coincidencia que Roxana Baldetti también se oponga a la ley tal como fue recomendada por la CICIG porque “debe hacerse una cosa a la vez” y que es más importante el narcotráfico que el latrocinio gubernamental. Claro, como no se puede caminar y masticar chicle al mismo tiempo.

Si estoy encerrado en un cuarto con una pistola, una bala, un narco y un diputado corrupto, creo que salimos la pistola, el narco y yo. El narco es detestable pero por lo menos no presume de representar al pueblo. Tanto el narco como el diputado son choleros, pero al menos el narco no me hace escucharlo en la televisión y la radio. El narco vive de transacciones ilícitas pero voluntarias, mientras que el diputado vive de lo que se extrae a la fuerza de los tributarios. Así que tengo poca simpatía por el narco pero menos aún por el diputado corrupto. La ley de extinción de dominio sin cambios es matar a dos pájaros de un tiro. Lastimosamente vivimos en un país donde los pájaros le disparan a las escopetas.

Written by craguilar

agosto 6, 2010 at 9:45 pm

¿Todos somos corruptos?

leave a comment »

Quizá porque al fin le dio pena que su gobierno sea el más corrupto de la historia, o más probablemente porque algún asesor le explicó que para ganar un ápice de autoridad moral para incrementar impuestos tiene que hacer al menos la finta de transparentar el gasto público, Álvaro Colom anunció que ya no usará a ONG’s para ejecutar obra pública. Si efectivamente se aplica, es un buena medida, porque las ONG´s son un foco de corrupción — empresitas creadas por los políticos y sus allegados para cebarse del comedero estatal.

No obstante, la empresa de cartón que se robó el dinero de la gasolina de las radiopatrullas (Maskana) no era una ONG, así que esta restricción no es la panacea. La solución va por cambiar el sistema de incentivos que rige en Guatemala; de uno donde el burócrata tiene rienda suelta para comprar y vender privilegios, a uno donde el burócrata está limitado por una ley que prohibe los privilegios. De esto, naturalmente, los Colom no quieren saber nada, como bien podrían atestiguar las diputadas Baldetti, de Frade y Montenegro.

Como el presidente tiene un compulsivo tic de arañarse por persignarse, no podía hacer este anuncio sin declarar que trabaja en una iniciativa de ley para castigar tanto al que pide mordida como al que la ofrece, porque, según él,  “solo se habla de funcionarios corruptos y no del empresario corrupto.”

Esta iniciativa está bien por donde va, pero su actitud revela la misma extraña mentalidad que exhibió una mujer que manifestaba a favor de Alfonso Portillo, afuera del tribunal, el día que éste dictaminó con lugar su extradición. Al ser entrevistada por Guatevisión, la señora dijo que sí, ciertamente, Pollo Ronco había sido un ladrón pero que “todos los presidentes son ladrones.”

Esta carrera hacia el mínimo común denominador es una táctica frecuente del presidente, quien en el pasado también se ha quejado erróneamente de que los medios reportan la corrupción de su gobierno mas no a los evasores de impuestos. Colom es como un niño que, al ser pillado con la mano en la jarra de galletas, se defiende argumentando que su hermanito también lo hace. Colom reconoce que no puede quitarse el estigma de corrupto, ni quitárselo a su esposa (lo que más le preocupa), así que busca hacer de ser corrupto un rasgo tan chapín como ser chismoso. En el país de los ciegos, el tuerto es rey.

Por supuesto que hay empresarios corruptos. De hecho, una buena indicación de que lo son es si hacen negocios con el gobierno o trabajan para el gobierno (sí, sres. Dalton, me refiero a ustedes.) Pero lo importante es reconocer que la corrupción existe porque el burócrata la permite cuando no la instiga. Siendo todo lo demás constante, ¿qué empresario preferiría pagar mordida a no pagarla?  La paga sólo cuando el burócrata le ofrece algún privilegio a cambio de ella, o cuando le impide cotizar en condiciones equitativas si no la paga. Otra vez, el problema se resolvería si tan solo se le quitara al burócrata la potestad de otorgar privilegios, por ejemplo al hacer el proceso de licitaciones algo abierto y sistemático –como se supone que debería funcionar Guatecompras.

Por otro lado, Colom debe responder por su gobierno, no por la sociedad en general. Yo tengo clarísimo que muchas cosas están mal con la sociedad guatemalteca pero esto no es excusa para que sus gobernantes lideren con el mal ejemplo. En efecto, a veces pareciera que quienes ascienden más en la política son los peores truhanes del país. Un verdadero líder asume la responsabilidad de sus decisiones y la de sus subalternos, no la endosa cobardemente. Si hablara en serio, Colom empezaría combatiendo la corrupción en su gobierno y en su mismo gabinete, luego habiendo dado el ejemplo procedería a combatir la corrupción en otras esferas de la sociedad. ¿Dónde empezar? Fácil: con sus ministros de Gobernación, Gándara y Velásquez, y de paso que envíe a su esposa a rendir cuentas sobre Mifapro.

Written by craguilar

abril 7, 2010 at 6:07 pm

Publicado en Política

Tagged with , , ,

Legislación Estéril

leave a comment »

“Entre un pueblo generalmente corrupto la libertad no puede existir por mucho tiempo.” Edmund Burke entendía bien los límites de la democracia. Pero la generación latinoamericana que sucedió a las dictaduras militares no lo entiende, por eso confunde los fines con los medios, y pone a un simple método para tomar decisiones políticas -la democracia- en el altar que le corresponde a la libertad y la justicia.

Lo que nos enseña la historia es que es muy posible tener una democracia sin tener libertad ni justicia. Es posible tener un gobierno representativo y simultáneamente irresponsable. Es posible, además, participar con la mayoría en la imposición de una tiranía de la mediocridad que ofusque cualquier posibilidad de desarrollo.

Lo que distingue a las democracias exitosas de las fracasadas es la capacidad que tienen los ciudadanos de gobernarse a sí mismos. La escritora feminista, congresista y embajadora Clare Booth Luce explicó:

“Toda la historia testifica el hecho de que no puede haber virtud pública sin moralidad privada. No puede haber buen gobierno sin una buena sociedad. Y no puede haber una buena sociedad a menos que la mayoría de individuos en ella estén por lo menos tratando de ser buenas personas. Esto es especialmente cierto en una democracia, donde los líderes y representantes son escogidos del pueblo, por el pueblo. El carácter de un gobierno democrático nunca será mejor que el carácter de las personas que gobierna.”

No podemos esperar conformar un gobierno de personas éticas si la sociedad de la que proceden está integrada es su mayoría por gente corrupta. La gente corrupta elige gente corrupta. La corrupción misma es un atributo atractivo o deseable entre gente corrupta. El líder de los reos es aquel que entre todos los reos es el mejor asesino o ladrón.

Desde esta perspectiva es muy fácil comprender el consumado fracaso de las Comisiones de Postulación y predecir el fracaso de otros intentos de parte de minorías educadas y éticas por establecer leyes que “compongan” a Guatemala.  Podemos diseñar, legalmente, un país moderno y exitoso, pero si sigue siendo habitado mayoritariamente por personas ignorantes y/o inescrupulosas no servirá de nada; seguirá siendo un estado fallido. Sería como poner a un ciego a manejar un Ferrari o, más precisamente, enviar a todos los guatemaltecos a vivir a Suiza (en poco tiempo, harían de éste un país pobre y violento.)

Written by craguilar

octubre 2, 2009 at 8:04 pm

Más Perdido que el Hijo de la Llorona

with 2 comments

Para quienes soñaban con que Rafael Espada era algo así como la conciencia de este gobierno, un hombre íntegro dispuesto a enfrentarse a la mafia que le rodea, las últimas declaraciones del vicepresidente deberían ser una alarma-despertador. Debe llegarse a la conclusión de que Espada es una de dos cosas, o un imbécil que carece de la más elemental brújula moral; o un sinvergüenza de la misma calaña que el presidente y la Primera Dama.

Tome, por ejemplo, su respuesta a un entrevistador de Siglo Veintiuno que le preguntó sobre las implicaciones morales de que financistas de la campaña de Colom estén beneficiándose con contratos del Estado:

“Yo sí preferiría que no fuera nadie del Gobierno, por eso yo no estoy metido en ningún negocio y el día que me ofrezcan uno no le entraría porque primero no sé nada de negocios e indirectamente me sentiría mal.”

Así que Espada “no le entraría” a un negocito que le ofrezcan del gobierno porque es médico y no administrador de empresas, así que no está en la posición idónea para sacarle ventaja. Bajo la misma lógica, si le preguntaran sobre la moralidad de asesinar a enemigos del régimen, respondería que personalmente no lo haría porque no sabe nada de armas. ¡Vaya criterio!

Cuando el entrevistador insistió en conseguir su opinión sobre este dilema ético, respondió con estas perlas de sabiduría:

“Yo creo que sí es ético mientras no haya nada incorrecto. Si hay algo incorrecto, sí sería tremendamente amoral.”

Verá usted, si le cayó agua estará mojado, pero si no, estará seco. ¿Cómo es posible que el Lic. Rosenberg confiara en este Cantinflas para dirigir un movimiento en contra de la corrupción? No lo sé, pero nosotros no deberíamos cometer el mismo error de juicio. Ya sea por imbécil o por corrupto, Rafael Espada es parte del problema y no de la solución.

Written by craguilar

junio 2, 2009 at 10:02 am

Publicado en Política

Tagged with , , ,